Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Competencia obliga a AENA a bajar las tarifas de los aeropuertos el 1,9%

La CNMC se niega a admitir que la gestora congele los precios y le recuerda que por ley tiene derecho a modificar la propuesta de tasas que se incluirá en los Presupuestos

El aeropuerto de barajas, en Madrid, de la red de AENA
El aeropuerto de barajas, en Madrid, de la red de AENA

El regulador de la competencia, la CNMC, ha decidido imponerse en la batalla que mantiene desde hace meses con AENA, el gestor de los aeropuertos españoles. Le va a obligar a bajar las tarifas que cobra a las compañías aéreas por operar en las instalaciones un 1,9%, a pesar de que la empresa había insistido en que no pensaba reducirlas y las iba a congelar en 2016. Y le ha recordado que, por ley, es la que tiene la última palabra.

"La CNMC considera que las Prestaciones Patrimoniales Públicas (PPP) (tarifas) de AENA deben reducirse en un 1,9% con respecto a las aprobadas en 2015, en lugar de la propuesta de congelación presentada por el gestor aeroportuario", ha comunicado el organismo, que ha acompañado el comunicado de un largo informe en el que justifica su negativa a aceptar que las tasas no bajen.

La nueva propuesta, eso sí, corrige a la baja el acuerdo de la CNMC de 30 de junio, tras alegaciones formuladas por Aena, por el que se instaba al gestor de aeropuertos a incorporar, en un plazo de 10 días, una reducción del 3,5% para 2016.

La CNMC es muy contundente en sus conclusiones y le lanza un mensaje claro a AENA: no van a ceder, pese a que AENA ha acudido incluso a los tribunales acusando al supervisor de "extralimitarse en sus funciones" al tratar de marcar la bajada de tasas aeroportuarias. El regulador acusa al gestor de aeropuertos de haber calculado mal el sistema de ingresos y de estar cobrando de más por las operaciones aeroportuarias.

"Esta Comisión considera que la propuesta tarifaria de AENA para 2016 realiza una separación de costes entre las actividades aeroportuarias y comerciales que no es correcta, según el criterio que esta Comisión expuso en su Acuerdo de 23 de abril de 2015. Por ello, resulta procedente hacer un ajuste de 69 millones de euros en el coste de las tarifas aeroportuarias que AENA no ha incorporado en su propuesta al cuestionar la competencia de la CNMC para determinar los elementos que configuran las mismas e imponer criterios de separación de costes", señala.

El regulador recuerda además a AENA que tienen poder para frenar su decisión de no reducir los precios. La CNMC, le apunta, "tiene encomendada la función de supervisión y control de la propuesta de actualización de las tarifas de AENA para 2016, según lo dispuesto en el Artículo 10 de la Ley 3/2013 y en la disposición transitoria cuarta de la Ley 18/2014". Por esto, justifica "ha modificado la propuesta de congelación tarifaria presentada por AENA al considerar que no se ajusta a lo dispuesto en la legislación vigente".

El regulador de competencia pasa después a desgranar por qué considera que reducir el 1,9% las tarifas es el único camino que le queda a AENA. Para empezar, acusa a esta empresa de hacer "una interpretación errónea del concepto déficit producido establecido en la ley", y donde la AENA señala que tiene pendiente de recuperación para ejercicios posteriores 555 millones, la CNMC cree que solo son 199 millones de euros. A esto, le suma el regulador los 69 millones que AENA se apuntó como ingresos comerciales y que debían ser contabilizados como ingresos por actividades aeroportuarias. Y concluye que es necesaria la bajada de precios.

Además, la propuesta de tarifas definitiva que la CNMC ha aprobado aplica un descuento del 40% a las tasas de los pasajeros en conexión, entre otros ajustes. "La reducción tarifaria que propone la CNMC no pondrá en cuestión la sostenibilidad de la red de aeropuertos ni las calificaciones obtenidas por AENA de las agencias de rating", asegura el regulador, que parece adelantarse así a la posible justificación que AENA podría dar para negarse a aplicar la orden que la CNMC le ha dejado bien clara.