Gowex se declara insolvente un año después de su escándalo contable

La compañía ha pedido el concursod e acreedores tras fracasar su intento de salir adelante

El expresidente de Gowex, Jenaro García
El expresidente de Gowex, Jenaro GarcíaEFE

La empresa de wifi Gowex no desapareció tras el escándalo del fraude interno por su maquillaje contable que estalló hace un año y la imputación de su cúpula. La compañía ha anunciado que acaba de solicitar ahora el concurso de acreedores en el Juzgado de lo Mercantil de Madrid. Su intención, desde hace meses, era llevar adelante un plan de viabilidad. Sin embargo, explica que ante la negativa del expresidente Jenaro García (que admitió haber falseado las cuentas) a ceder sus acciones, la imposibilidad de negociar con los bancos y los embargos de Hacienda, se han visto abocados a la insolvencia.

Más información

La empresa quería una segunda oportunidad, a pesar de descubrirse que su negocio era un montaje y del escándalo que supuso para la Bolsa de las pymes, el MAB que una de sus cotizadas hubiera falseado su contabilidad. La compañía explica un año después que ha tratado de llegar a un acuerdo con acreedores y accionistas para buscar una salida. Pero, de momento, no lo ha logrado. "Lamentablemente, no ha habido hasta el momento oportunidad de llegar a un acuerdo con ninguno de ellos, dado que Jenaro García Martín se ha negado a ceder sus acciones a inversores que tuvieran la voluntad de seguir con el negocio", reconoce.

Gowex era, hasta junio de 2014, el ejemplo de la innovación española y su presidente, Jenaro García Martín, el modelo de emprendedor a imitar. La firma se dedicaba a instalar zonas de conexión wifi gratuitas en espacios públicos como calles, estaciones o quioscos. Su negocio crecía exponencialmente año tras año, pero solo sobre el papel. Gotham City Research, una firma de análisis, publicó el 1 de julio de 2014 un informe donde desmontaba todo el supuesto éxito de la empresa. Cuatro días después, su presidente reconoce haber falseado toda la contabilidad. 

Un segundo concurso de acreedores

En realidad es la segunda vez que Gowex acude al juzgado para declararse en concurso. El presidente Jenaro García ya anunció el 14 de julio de 2014 que había presentado el concurso voluntario de acreedores. ¿Por qué entonces no se llevó adelante? Según fuentes judiciales citadas por EFE, García lo solicitó. Sin embargo, el juzgado Mercantil número 11 de Madrid rechazó la demanda por un defecto de forma y procedió a su archivo.

En paralelo, Javier Solsona, administrador judicial nombrado por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, encargado de la parte penal del caso, rechazó hacerse cargo de dicha petición de concurso por no haberla tramitado él. Entonces, Solsona, que formaba parte del consejo de administración presidido por García, avanzó que estudiaría la posibilidad de presentar de nuevo concurso. Pero ahsta ahora no había ocurrido.

Un año después, y segúna segura la compañía, tras tratar de negociar con los bancos y accionistas, Gowex reconoce finalmente que es insolvente. Apunta también hacia el impacto que le han supuesto los embargos realizados por la Agencia Tributaria por las subvenciones que en un pasado recibió Gowex. "La compañía se encuentra en una situación de insolvencia y no puede cumplir regularmente las obligaciones que le son exigibles. Por tanto, se ha considerado que la mejor opción para la continuidad de la compañía y su grupo es la solicitud del concurso de acreedores", admite.

Reestructuración tras el fraude

"Durante los últimos meses la compañía ha seguido desarrollando su actividad, intentando recuperar la normalidad y se ha aplicado un plan de viabilidad, consistente en la adaptación y modificación del modelo de negocio antiguo a uno realmente rentable, que permitiera la subsistencia de la empresa y su retorno a cotización", asegura la empresa en un comunicado. "Con esto se ha conseguido la captación de nuevos clientes y la recuperación de algunos antiguos. De la misma forma, se ha ido reconstruyendo la contabilidad real", asegura.

"Se ha reestructurado la plantilla: si bien en junio del año pasado la plantilla del grupo de empresas y subcontratas excedía de 150 personas, en la actualidad la plantilla consta de 64 personas, habiéndose producido en total menos de 27 despidos. Igualmente, se ha procedido a dar de alta a 14 personas para poder continuar con la actividad. Hasta recientes fechas se han atendido todos los pagos correspondientes a nóminas, Seguridad Social e IRPF", dice la empresa.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción