Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Reserva Federal apunta a una subida de tipos este año

La Reserva Federal mantiene que habrá alza si persiste la mejora del empleo

FED
La presidenta de la Fed, Janet Yellen, este miércoles en el Capitolio. REUTERS

En la interminable especulación sobre las decisiones de la Reserva Federal (Fed), su presidenta, Janet Yellen, ha dado este miércoles algunas pistas. En una comparecencia en el Congreso, la responsable del banco central de EE UU ha apuntado a una subida este año de los tipos de interés, que rozan el 0% desde finales de 2008. El consenso de los analistas es que la primera subida del precio del dinero en nueve años será en septiembre. Inicialmente, se esperaba para junio. Yellen ha evitado dar plazos, pero ha avanzado que la mejora económica hace probable el alza este 2015.

Yellen, al frente de la Fed desde febrero de 2014, es muy consciente del escrutinio constante de los mercados sobre cada palabra del banco central más importante del mundo. Igual que el año pasado evitaba especular sobre el ritmo de reducción de las compras de deuda pública —que terminaron en octubre tras seis años de estímulos masivos—, ahora rehúye especificar la esperada subida de tipos de interés.

En una intensa sesión en el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, marcada por las denuncias de legisladores republicanos por la falta de transparencia de la Fed, Yellen ha insistido en que los incrementos serán graduales y que la institución con sede en Washington hace proyecciones, “no declaraciones de intención de subir los tipos en un tiempo en particular”. Dicho eso, ha allanado el camino para dicha alza al reiterar que las expectativas de mejora laboral y la actividad económica en EE UU mantienen al banco en el calendario para un incremento inminente.

“Si la economía evoluciona según lo previsto, las condiciones económicas probablemente harán apropiado que en algún momento de este año se eleven los tipos de interés”, ha dicho Yellen.

La subida del precio del dinero es una prueba de fuego para la Fed para calibrar la recuperación de la primera economía mundial y enterrar definitivamente los coletazos de la crisis de 2008. El Fondo Monetario Internacional pide posponer la subida a 2016 por miedo a una recaída económica.

El pronóstico de Yellen es que el crecimiento del PIB se “fortalecerá” en lo que queda de año, la tasa de paro “se reducirá gradualmente” y se mostró “razonablemente confiada” en que la inflación se acercará a medio plazo al objetivo del 2%. En la esfera internacional, ha manifestado su preocupación por la inestabilidad en Grecia y China, pero confió en un crecimiento mundial más vigoroso del previsto.

En junio, la tasa de desempleo se situó en el 5,3%, la más baja desde la crisis de 2008. En el primer trimestre de este año, la economía se contrajo un 0,2% en tasa anualizada, una caída menor de la estimada inicialmente por el Gobierno.