Guindos dice que España está “blindada” frente a la crisis griega

El ministro de Economía reclama al Gobierno griego que cumpla las reglas y critica las decisiones de Atenas desde el viernes

Foto: atlas | Vídeo: Atlas

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha asegurado este lunes que la buena posición de su economía "blinda" a España de un posible efecto contagio como consecuencia de la crisis griega. El área económica del Gobierno se ha reunido de urgencia para dar respuesta a la situación europea tras el cierre de los bancos en el país heleno. "España es un país solidario y está dispuesto a dialogar pero reclama a Grecia que cumpla las reglas establecidas en Europa", ha explicado el ministro en la rueda de prensa posterior. 

El titular de Economía ha explicado, en declaraciones a RNE, que la mejor situación de la banca española, la reducción del déficit público o un sector exterior "creciendo" han sido además "las cuestiones que blindan a España de un proceso de contagio que pueda llegar de fuera". Ha recordado , asimismo, que en 2011 cada vez que algo pasaba en Grecia, el país se enfrentaba a una situación de incertidumbre y volatilidad de forma directa. "Hoy España crece el doble que la zona euro. Nunca ha estado tan bien preparada", recordaba. El Ibex español desciende este lunes a un 3,3%.

Más información
El BCE mantiene la liquidez de emergencia para los bancos griegos
Europa inicia su ruptura con Grecia
El Parlamento aprueba la consulta que divide a los griegos
‘Operación Albania’: los planes de contingencia de la eurozona
París y Berlín anuncian reuniones extraordinarias por la crisis griega
Los hitos de la crisis
¿Quién gana y pierde en la negociación sobre Grecia?

En este sentido, manifestó que las medidas adoptadas por el Ejecutivo son fundamentales para contener estos efectos, aunque si esta situación se hubiese dado en el año 2011, "el contagio habría sido de otra magnitud completamente diferente a lo que ocurrirá en España".

"La situación de España es muy distinta a otros países pues es la economía que más crece; la situación de los bancos no tiene nada que ver con hace tres años, ni nuestro déficit fiscal tampoco", aseveró el ministro. Ha defendido que los 26.000 millones que prestó España a Atenas fueron "solidaridad pura y dura".

De Guindos puntualizó que la reunión no trataba "planes de contingencia domésticos, sino definir y ratificar la estrategia de España en el ámbito comunitario" y no tanto de buscar nuevas políticas. "Lo que no se ha hecho ya, no se hará en las próximas horas", incidió. Ha pedido, aun así, responsabilidad al Gobierno griego para que analice y reconsidere la propuesta de las instituciones europeas, ya que cree que son "razonables y cumplen las reglas". "Todavía hay tiempo", ha insistido.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

"Grecia no puede salir del euro"

En relación con las negociaciones con Grecia, De Guindos manifestó que "todavía queda tiempo porque el programa vence a finales del martes y no se puede descartar que haya acuerdo y la situación se pueda reconducir". Aunque ha vuelto a oponerse a la salida de Grecia de la zona euro: "No puedo aceptar como hipótesis razonable que Grecia salga del euro. Cualquier alternativa es mala. Hoy Europa está más preparada. Hay cortafuegos. Tenemos tiempo para negociar, pero siempre sobre las reglas escritas". El ministro ha insistido en que un eventual Grexit no está contemplado.

El ministro ha calificado de "decisión unilateral" la convocatoria del referéndum, "que se ha hecho con la mayor rapidez que uno pueda haber visto y sin saber qué es lo que se va a preguntar".  Según De Guindos, "todavía hay tiempo y vamos a intentar mantener una cierta confianza en que la racionalidad se puede volver a imponer", aunque reconoció que el referéndum es ya imparable.

En este punto, el ministro sí se ha mostrado convencido de que la propuesta de negociación de las instituciones no es cerrada y "se están buscando las condiciones que permitan que la economía griega vuelva a crecer".

Para finalizar, De Guindos quiso dejar claro que lo importante es la "irreversibilidad" del proyecto del euro. "En el euro se entra pero no se sale. Estoy convencido de que se mantendrá, porque es la mejor opción para la sociedad griega, más allá de lo que son los riesgos del contagio", añadió.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS