Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La reforma fiscal favorece más a Castilla-La Mancha, Canarias y Murcia

En Madrid, la rebaja del IRPF beneficia al 10% más rico. La estructura de renta y riqueza de las comunidades producen diferencias al valorar el impacto de la reforma fiscal

La rebaja del IRPF que entró en vigor en enero de este año favorece más a los contribuyentes de Castilla-La Mancha, Canarias y Murcia, según un estudio difundido esta semana por la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea). El documento revela que la reforma fiscal beneficia más al 10% más rico de Madrid, Castilla-La Mancha y Cantabria.

"Los efectos de la reforma del IRPF en la recaudación obtenida en las diferentes comunidades van a depender de diferentes factores", señalan Jorge Onrubia y Julio López Laborda, autores del informe que precisan: "Influye la renta de cada comunidad y su distribución y la de su estructura productiva". Y también, explican la capacidad normativa en materia tributaria que hayan ejercido.

Las autonomías tienen compentencia sobre el 50% de la tarifa del IRPF. Además, pueden retocar el mínimo personal y familiar y fijar deducciones.

El estudio analiza el efecto de la rebaja del IRPF sobre el importe que pagan finalmente los contribuyentes. Concluye que la reducción del tramo estatal presenta pocas diferencias entre comunidades pero la diferencia es mayor en la parte regional. "Mientras el IRPF autonómico se reduce por encima del 5% en Castilla-La Mancha y Canarias, las más favorecidas por la reforma, en La Rioja y Cataluña se incrementa por encima del 1%", según el estudio.

Un examen a los datos muestra como la rebaja del IRPF tiene menos impacto en Cataluña y Madrid y La Rioja. Las dos primeras autonomías son las que tienen la renta media más alta y La Rioja es una de las pocas comunidades que no ha rebajado en tramo regional para 2015.

Otro de los aspectos destacados del informe es el impacto sobre el 10% más rico de las comunidades. Mientras los contribuyentes más ricos de Madrid, Castilla-La Mancha y Cantabria son los más favorecidos por la reforma fiscal —por el mejor tratamiento a estas rentas en la escala autonómica—, los más adinerados de La Rioja, Extremadura y Aragón se ven menos beneficiados por la rebaja del IRPF.