La recaudación sube un 4% hasta abril pese al estancamiento del IRPF

El déficit público aumenta un 18,6% en el primer trimestre por cambios contables en el FGD

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.EFE

La recaudación tributaria aumenta en paralelo a la recuperación económica, pero no lo hace en todos los impuestos por igual. Hasta abril, según los datos divulgados este martes por el Ministerio de Hacienda, los ingresos por los principales tributos crecen un 4,3% respecto al primer cuatrimestre de 2014 cuando la comparación se hace en términos homogéneos. Pero mientras el IVA refleja la pujanza del consumo, el IRPF se estanca como consecuencia de la rebaja fiscal que ha empezado a aplicar el Gobierno este año.

Los ingresos de las Administraciones por el impuesto de la renta, el tributo que más recauda (unos 29.000 millones hasta abril), apenas crece un 0,2% respeto al primer cuatrimestre del año pasado, pese a que la renta bruta de los hogares crece ya al 3% con relación a 2014 por la mejora del empleo. El impacto aquí de la rebaja de los tipos impositivos -que empezó este año y continuará en 2016- incluida en la reforma fiscal es apreciable: las retenciones caen un 2,2% en pymes y apenas crecen un 0,4% en grandes empresas. También bajan (un 14%) por los rendimientos del capital, cuyo tipo también baja.

El otro gran tributo directo, el impuesto de sociedades, tienen una evolución muy distinta, con un ingreso cercano a los 6.000 millones en términos homogéneos, un 26,5% más que en 2014. Aunque aquí también hay rebaja de tipos, pesa más la eliminación de beneficios fiscales, también incluida en la reforma, y sobre todo, los resultados empresariales, más boyantes en grandes empresas que en pymes.

En los impuestos indirectos, la recaudación por IVA también sube a buen ritmo (24.665 millones, un 5,8% más), como consecuencia de la notable mejora del consumo privado. En los impuestos especiales, el aumento de la recaudación es mucho más discreto (1,3% más) y se debe casi en exclusiva al aumento del consumo de gasolina y gasóleo.

Hacienda también da cuenta de los saldos presupuestarios de todas las Administraciones, con excepción de los ayuntamientos, hasta el primer trimestre. Y aquí reseña un aumento del déficit público (de 7.250 millones a 8.600 millones, un 18,6% más) respecto a 2014, cuando este año está previsto un recorte ambicioso del desfase presupuestario (del 5,6% al 4,2% del PIB). El ministerio explica que una parte relevante del aumento del déficit se debe a que no se han contabilizado casi 1.000 millones de aportaciones de la banca al Fondo de Garantía de Depósitos hasta que no se adopte una decisión sobre cómo se va a financiar el Fondo de Resolución Europea.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS