Coca-Cola acepta abrir en Fuenlabrada un almacén, pero no la fábrica

Iberian Partners da marcha atrás y quiere instalar un centro logístico para reubicar a los despedidos del ERE. Los sindicatos rechazan el plan porque no incluye actividad industrial

Los trabajadores de Coca-Cola celebran la nulidad.
Los trabajadores de Coca-Cola celebran la nulidad.Alejandro Ruesga

Coca-Cola volverá a abrir en Fuenlabrada (Madrid), pero no pondrá su fábrica otra vez en marcha, sino que instalará un "centro de operaciones industriales y logísticas para dar soporte a la red nacional". Así lo ha anunciado en una nota de prensa este viernes la embotelladora Iberian Partners, que envasa el refresco en España. Los sindicatos, lejos de celebrar que la empresa haya empezado a valorar una alternativa para mantener empleo en la zona, consideran que la compañía no está cumpliendo adecuadamente la sentencia del Tribunal Supremo, que anuló el proceso de despidos de Coca-Cola en España.

"La sentencia dice que nos tenemos que incorporar a nuestro puesto de trabajo en las condiciones que teníamos con anterioridad, por lo que tiene que ser un centro productivo. Si las líneas de producción no existen, no pueden incorporarse los trabajadores de las líneas de producción, de forma que no se puede dar cumplimiento a la sentencia", ha declarado a Europa Press el portavoz de CC OO en la planta, Juan Carlos Asenjo.

Más información
Los jueces rechazan que Coca-Cola resitúe despedidos en otras plantas
La sentencia definitiva tras 17 meses de conflicto
Lágrimas de alegría frente a la fábrica de Fuenlabrada

Coca-Cola, que cerró esta fábrica madrileña y otras tres y que aprobó un ERE para despedir a 821 trabajadores, con la reapertura del centro logístico trata de dar por cumplida la sentencia del Tribunal Supremo, que les obligaba a devolver su empleo a los despedidos que lo solicitaran. La empresa siempre negó la posibilidad de reabrir fábricas, pero ahora abre la mano en cierta medida, al ofrecer un centro de distribución. Los trabajadores solicitan que haya actividad industrial, no logística.  

"Están presionando para que aceptemos una recolocación diferente para activar el consumo, pero no vamos a aceptar ningún proyecto industrial alternativo", ha afirmado Asenjo. En un comunicado, este sindicato ha asegurado que si Coca-Cola no reabre la fábrica como era antes de los despidos, el conflicto "se recrudecerá y se mantendrá el campamento de trabajadores a las puertas de la planta".

"Continuaremos igualmente con todos los procesos judiciales de demandas individuales y de ejecución de sentencia, todo encaminado a garantizar la correcta aplicación de la sentencia y a la readmisión de todos los trabajadores en Fuenlabrada como centro de fabricación y producción", asevera el texto.

Un almacén en lugar de una fábrica

La compañía niega la posibilidad de abrir de nuevo la fábrica, porque dicen que en la parte de producción, "existe una sobrecapacidad del 40% que no se puede mantener ociosa. No sólo estarían poniendo en peligro el futuro de la actividad del grupo y menguando la cuota de mercado en España, sino la posibilidad de fortalecer a la empresa y competir internacionalmente contra estructuras mejor dimensionadas".

Coca-Cola defiende que la sentencia anuló los despidos del ERE, no la reestructuración

Coca-Cola defiende que la sentencia no ponía en cuestión sus medidas de reestructuración, y que solo rechazaba los despidos. "La ejecución de la sentencia es muy compleja tanto por razones jurídicas, ya que no hay jurisprudencia anterior sobre casos similares, como por cuestiones de realidad empresarial actual, ya que trascurridos cerca de año y medio, los sistemas de organización y producción han cambiado, al igual que las circunstancias de las personas afectadas", defiende.

Iberian Partners ha explicado esta mañana que ya ha comenzado a reunirse con los comités de empresas y sindicatos de la planta de Fuenlabrada, así como a mandar cartas a los trabajadores a los que estaba obligada a readmitir. La empresa ha comunicado a todos los afectados por el ERE, asegura, las condiciones que marca la ley en el caso de que opten por solicitar la ejecución de la sentencia y ser readmitido.

Devolver todo lo cobrado en el paro

Entre los requisitos, Coca-Cola les recuerda a los trabajadores que quieran reincorporarse que deben reintegrar la indemnización que recibieron en el momento de ser despedidos; las cantidades que hubieran podido percibir en otro empleo; las cantidades que hayan percibido de la entidad gestora si ha permanecido en situación de baja por incapacidad temporal o las cantidades que hayan percibido en concepto de prestaciones por desempleo. Además, recuerda que los trabajadores que aceptaron la salida de manera voluntaria, asimismo, están en su derecho de no reincorporarse.

El comunicado adelanta que el resto de las plantas cerradas no se reabrirán (en Asturias, Palma de Mallorca y Alicante), aunque da opcioón a sus empleados de ofrecerles alguna alternativa. "Respecto a los empleados afectados por el cierre de otras fábricas, que ya no existen, se estudiarán las posibilidades para su reincorporación a los centros de trabajo de su misma ciudad que mantienen su actividad actualmente".

Destaca ahora que Madrid será "una pieza clave en la estrategia de la compañía". En la Comunidad se concentrará el 85% de toda la gestión comercial, tras la apertura de la planta de Fuenlabrada. Esta transformación conllevará asimismo tener que acomodar la estructura de servicios que Coca-Cola pose en la Madrid: atención al cliente, recursos humanos, comunicación o servicios jurídicos. Es el "primer paso para una gestión eficaz y única y hacer frente a la caída de consumo generalizada", subraya la embotelladora.

El Centro de Operaciones que quiere abrir Coca-Cola

Coca-Cola ha explicado este viernes los detalles de su nuevo proyecto para Fuenlabrada. "El Centro de Operaciones Industriales y Logísticas de Fuenlabrada (COIL) será un proyecto pionero que debería cumplir, a juicio de Iberian Partners, las expectativas de los empleados, cerrar definitivamente el conflicto laboral y encarar con garantías una etapa de crecimiento, rentabilidad y estabilidad", ha explicado la empresa. "El COIL dará soporte a la actividad industrial de Iberian Partners, creará valor a la red y configurará una singular plataforma de I+D para la empresa. Se trata de un proyecto vanguardista que conlleva la creación de un almacén centralizado de recambios que permita unificar las compras y suministros; clasificar el estocaje de vidrio; etc", dice la empresa

El centro dispondrá de maquinaria de empaquetado, paletizado y enfardado para la manipulación de los packs de productos y actividades vinculadas a la gestión de residuos. la compañía estima "en cuatro meses el inicio de las operaciones del COIL e iniciará de forma inmediata la adecuación de las instalaciones de Fuenlabrada".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS