Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Repsol vuelve a probar con una bombona de butano más ligera

La compañía invierte 90 millones en una línea que se venderá en estaciones de servicio

La nueva bombona de butano
La nueva bombona de butano.

Repsol ha comenzado a comercializar una nueva bombona de butano más colorida y ligera en algunas de sus estaciones de servicio, si bien la tradicional de hierro naranja, creada hace casi 60 años, se seguirá suministrando a domicilio, como hasta ahora, según ha informado la compañía.

En 2008 Repsol ya lanzó al mercado una bombona de seis kilos, pero con poca penetración comercial. Ahora, las nuevas bombonas, disponibles desde el 4  de mayo, pesan un poco más que aquellas (siete kilos y 12 de carga) pero menos que las tradicionales y han supuesto una inversión de 90 millones.

Están diseñadas en acero ligero y plástico y cuenta  con una guardaválvula de prolipopileno, un tipo de plástico que desarrolla la propia Repsol. Cada una de ellas tiene un chip NFC que permite identificar cada una de las bombonas y es completamente intercambiable por la tradicional.

"El cliente podrá llevar a la estación de servicio una bombona tradicional y llevarse una de nuevo formato, abonando únicamente el precio del gas", explica la empresa. En el plazo de un año ya estará disponible en toda la península Ibérica y Baleares.

Más información