Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

BBVA tendrá 1.000 millones de transacciones al día en 2017

Empresarios de diversos sectores comparten su experiencia en la transformación en la segunda conferencia digital de Accenture

El consejero delegado del BBVA, Ángel Cano, en las charlas de Accenture. Ampliar foto
El consejero delegado del BBVA, Ángel Cano, en las charlas de Accenture.

Realidad virtual para pasearse por una fábrica; una copia exacta de un almacén para detectar cualquier fallo en la estructura y anticiparse al error, o limpiadores de un hotel con relojes inteligentes que les avisan dónde recoger. Expertos en tecnología y empresarios de primer nivel se reunieron el miércoles en la segunda conferencia digital de la consultora Accenture en España —que celebra su 50ª aniversario— para compartir sus experiencias en el llamado Internet de las cosas. Todos los sectores estaban invitados: desde la banca, representada por el consejero delegado de BBVA, Ángel Cano, a la moda, con CuteCircuit enseñando sus vestidos con proyecciones digitales.

"¿Cómo se nos ocurrió meternos en este charco de adaptarnos al móvil? ¿Qué aprendizajes hemos sacado?". Cano explicó el proceso de transformación del BBVA con dos servilletas, donde supuestamente escribió el germen del cambio y que resumían en cuatro puntos la transformación de sus oficinas, sin despachos, la búsqueda de la satisfacción y la adaptación a los nuevos canales. Sobre los papeles proyectados en el cubo gigante en el que transcurrían las charlas se anticipaba el futuro: a final de año el banco tendrá ocho millones de clientes digitales; en 2017 habrá 1.000 millones de transacciones diarias (hoy son 350 millones).

Los trajes digitales de CuteCircuit. ampliar foto
Los trajes digitales de CuteCircuit.

Pero todos los sectores buscan nuevos métodos de adaptación. Un hotel puede llegar a registrar en un día normal hasta 1.000 dispositivos móviles conectados a la red. El consejero delegado para Europa del grupo hotelero Barceló, Raúl González, reconocía que lograr Wi-fi en todas las habitaciones es ya solo uno de los más pequeños saltos: "La comunicación con el cliente pasa al Whatsapp. Buscamos, además, una mayor eficiencia. Ir quizás hacia hoteles sin personal en recepción".

"Es el momento de volver a incluir al empleado en el programa informático", avisaba, sin embargo, Mark Curtis, de la filial de diseño digital de Accenture, Fjord: "Tener la experiencia de que en un taller te llame el propio mecánico o que Amazon invierta en atención al cliente. El éxito de Uber demuestra que la estrategia es transformar lo físico en digital, no deshacerse de ello".