Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El auge de ventas devuelve a Seat a los beneficios en el primer trimestre

El fabricante español de Grupo Volkswagen logra un resultado operativo de 33 millones

Cadena de producción del León en la planta de Seat de Martorell.
Cadena de producción del León en la planta de Seat de Martorell.

El aumento de las ventas y la evolución de los tipos de cambio han jugado a favor de Seat durante el primer trimestre del año, en el que marcó su regreso a los beneficios. Según ha anunciado este miércoles Grupo Volkswagen, la marca española logró hasta marzo un beneficio operativo de 33 millones de euros, una cifra que contrasta con las pérdidas de explotación de 36 millones de euros que sufrió en el mismo periodo del mismo año. Desde el primer trimestre de 2008 que la marca española no conseguía un resultado de explotación en positivo.

Volkswagen destaca en su informe trimestral que el resultado fue posible gracias al impacto del aumento de las ventas, que se situaron en 135.000 unidades. El incremento, del 15,1%, fue posible gracias a la buena acogida que están registrando en el mercado el León y el Ibiza. El volumen de facturación alcanzó los 2.200 millones de euros, lo que supone una mejora en el periodo del 22,1%. La rentabilidad también se vio beneficiada por el impacto de los tipos de cambio y por la reducción de los costes.

El regreso a los números negros, aunque no se trate del beneficio neto, es una buena noticia para la compañía española, que había fiado esa meta al estreno de su SUV, previsto para 2016. Jürgen Stackmann, presidente del consejo de administración de la compañía, evitó el pasado mes, durante la presentación de resultados de 2014, poner fecha a la entrada en beneficios. En 2014 la enseña perdió 65,7 millones de euros.

La mejora de las ventas de Seat son mejores que las del conjunto de Volkswagen. El grupo alemán creció en ese capítulo un 10,2%, hasta alcanzar los 52.700 millones de euros en los tres primeros meses del año. El beneficio operativo se situó en 3.300 millones, un 16,6% más. Los motivos: los mismos que se argumentan para la mejora de Seat. "Nuestras principales magnitudes muestran que el grupo Volkswagen sigue su curso, a pesar de los vientos en contra", afirma a través de un comunicado el presidente de Volkswagen, Martin Winterkorn, uno de los protagonistas de la última lucha intestina en el grupo, en el que ha desbancado a Ferdinand Piëch, representante de la familia que ostenta el principal paquete accionarial del grupo alemán.

De las diferentes marcas del grupo, la división de vehículos de pasajeros de Volkswagen generó un beneficio de explotación de 514 millones de euros, un 16,8% más, mientras que el de Audi fue de 1.400 millones de euros. Skoda es la marca que obtuvo un incremento más espectacular, al ganar 242 millones, un salto del 30% respecto a un año antes.