Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 2,5 millones de parados de larga duración no perciben prestación

La EPA detecta que solo 1,6 millones de parados reciben ayudas

Más de 2,5 millones de parados de larga duración no perciben prestación

El mercado laboral se recupera, pero el paro sigue siendo muy elevado. Ya hace casi cinco años que la tasa de paro está por encima del 20%. Eso se nota en las ayudas que reciben los desempleados, que en la mayoría de los casos hace tiempo dejaron de percibirlas. En el primer trimestre del año 3,8 millones de parados no cobraban ningún tipo de prestación o subsidio, de estos más de 2,5 millones llevan más de un año sin trabajo, según los microdatos de la encuesta de población activa (EPA) facilitados por el INE.

La falta de ofertas de trabajo durante años, la configuración del seguro de desempleo (vinculado a un periodo limitado de tiempo en la mayor parte de modalidades) y el hecho de que cuanto más tiempo pasa un desocupado sin trabajo más difícil es su vuelta al mercado laboral explican que sean los parados de larga duración —un año o más sin empleo— los que más sufren la falta de las ayudas. Así, siempre según la EPA, mientras un 35,7% de los desempleados que llevan menos de un año sin trabajo percibía ayudas; el porcentaje cae hasta el 25,6% en quienes llevan más tiempo sin trabajar. La media conjunta es del 29,4%.

Más de 2,5 millones de parados de larga duración no perciben prestación

Esta tasa de protección es muy inferior a la del Ministerio de Empleo, cuya tasa de cobertura se situaba en el 55,7% en febrero. La discrepancia entre un dato y otro se debe, en primer lugar, a que ambos miden colectivos distintos. Los microdatos del INE recogidos por el investigador Enrique Negueruela para la Fundación Primero de Mayo, vinculada a CC OO, parten de los parados de la EPA (5,4 millones en el primer trimestre), a los que se les pregunta expresamente si perciben algún tipo de ayuda por desempleo: 1.599.767 responden que sí.

Las cifras del Ministerio, en cambio, parten del paro registrado (4,5 millones en febrero, último mes con datos sobre prestaciones). En ellas se contempla que hay 2.372.615 de beneficiarios. Entre un dato y otro hay casi 800.000 personas de diferencia. Esto se debe a que las cifras de Empleo contienen a los prejubilados (colectivo que la EPA no considera como parados), a los afectados por regulaciones de Empleo en que se reducen la jornada y perciben ayudas entre tanto, y a quienes trabajan a tiempo parcial y lo compatibilizan con el cobro de la prestación por el resto de jornada que no trabajan para completar el sueldo.

A pesar de las discrepancias entre ambas tasas, tanto en una como en otra se observa que la duración de la crisis ha erosionado la protección a parados. A comienzos de 2013, el porcentaje extraído de la EPA se situaba en el 35,1%, casi seis puntos porcentuales más que ahora. En el mismo periodo, la cobertura medida por el Gobierno, que llegó a superar el 80% en 2010, ha caído casi ocho puntos. En 2013 se situaba en el 63,2%, ahora en el 55,7%

Esta última evolución explica que en los últimos dos años el gasto por desempleo, que se situó en torno a los 30.000 millones o más de 2009 a 2013, haya caído mucho en 2014 y siga la misma tendencia en 2015 (en los dos primeros meses del año el gasto agregado ha caído un 17,7%).

Más de 2,5 millones de parados de larga duración no perciben prestación

Para revertir esta situación e incrementar la protección, los sindicatos mayoritarios, CC OO y UGT, presentaron el martes pasado una iniciativa legislativa en el Congreso y van a recoger firmas para crear una nueva ayuda que protegería a unos dos millones de personas y supondría unos 11.000 millones de gasto anual. Esta se sumaría a la que entró en vigor en enero, que en febrero solo recibían 8.500 parados.

Más información