Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Naturhouse dice que sus centros tienen “un dietista y una dependienta”

La compañía usa el femenino siempre que se refiere a las labores de vendedor en el folleto de la salida a Bolsa

Naturhouse
Un establecimiento de Naturhouse.

"Un dietista y una dependienta". Así, con el experto en nutrición en masculino (o genérico, si se prefiere) y las labores de venta en femenino se refiere la firma Naturhouse al personal de sus centros en el folleto de la oferta pública de venta (OPV) por medio de la cual sale a Bolsa la compañía de dietética.

"Los centros Naturhouse emplean un dietista y una dependienta dedicada a promocionar el centro, captar clientes, gestionar la agenda de visitas y vender producto", se señala en un momento del documento, registrado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En siete ocasiones se usa "dependienta" en femenino; ninguna, en masculino

Hasta en siete ocasiones se usa en el folleto la palabra dependienta, en femenino, y en ninguna el masculino o genérico para referirse a las tareas de vendedor. En el folleto no se especifica que esas funciones solo las desempeñen mujeres. Una portavoz de la compañía no supo especificar el porcentaje de hombres y mujeres en cada puesto, pero explicó que se trata de franquicias en las que hay sobre todo mucho empleo femenino, tanto en el puesto de dietista como de dependiente, aunque no supo explicar por qué en el primer caso, para el puesto más cualificado, se usa el masculino y para el de vendedor, en femenino. Atribuye esa redacción a "un giro estilístico".

La compañía explica que la función del dietista es clave en la aplicación del método Naturhouse, no sólo por sus conocimientos científicos sobre el proceso de pérdida y control de peso sino también por ser el responsable de que el cliente siga adecuadamente el método. Al describir sus funciones, una de ellas es "acompañar al cliente a la zona de venta de productos donde la dependienta vende al cliente los productos prescritos por la dietista durante la consulta".

Algo parecido al describir las funciones de los delegados comerciales (en genérico o masculino). "Los delegados comerciales [masculino] son los responsables del control y seguimiento de los centros. Para ello, visitan a cada franquiciado [masculino o genérico de nuevo] entre 2 a 5 veces al año, observan presencialmente el trabajo de la dependienta [femenino] y ofrecen formación técnica a los dietistas [masculino]".

Tiendas con un solo empleado

La distinción entre sexos alcanza su punto más chocante en el folleto cuando la compañía se refiere a las tiendas con un solo empleado, las que está empleando Naturhouse para crecer en poblaciones de menos de 20.000 habitantes.

Así, usando de nuevo el masculino o femenino dependiendo de los puestos, la empresa señala: "En estas poblaciones, el modelo de centro tradicional Naturhouse con dos empleados (un dietista y una dependienta) y unas dimensiones mínimas de local de 30 metros cuadrados, suponen unos costes fijos que no justifican el potencial de ingresos de una población más rural". Y añade que en este contexto se desarrolló un nuevo concepto de establecimientos "que cuentan con una única persona en el centro que realiza las funciones de dietista y dependienta". ¿Sea hombre o mujer?

Más información