Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La deuda de familias y empresas sigue a la baja y se sitúa en niveles de 2006

El pasivo de las empresas también se contrae un 5% en febrero

Las familias españolas siguen reduciendo su nivel de endeudamiento. En febrero los hogares tenían en conjunto deudas por valor de 742.441 millones de euros, es decir, 2.776 millones menos que el mes anterior. La rebaja supone una caída mensual del 0,37% y una rebaja con respecto al mismo mes de 2014 del 4,1%. También las empresas redujeron sus pasivos hasta colocarse en niveles de hace nueve años, según cifras del Banco de España.

El endeudamiento de las familias tocó techo en España en noviembre de 2008. Entonces los hogares acumulaban deudas por valor de 912.990 millones de euros. Con la crisis y el cierre del grifo del crédito por parte de los bancos, comenzó a reducirse poco a poco la losa de las deudas en los hogares. El nivel actual significa una vuelta a las cifras que se registraban en septiembre de 2006, la última vez que se habían contabilizado niveles inferiores a los 750.000 millones.

El descenso del endeudamiento de los hogares se debe, sobre todo, a la caída de los créditos hipotecarios

El descenso del endeudamiento de los hogares en febrero se debe, sobre todo, a la caída de los créditos destinados a la adquisición de vivienda, que se redujo otro 0,21% en tasa mensual y un 4,1% respecto a la cifra registrada un año antes, hasta los 581.647 millones. Además, el importe de los préstamos al consumo también bajó, un 0,9% mensual y un 4,2% en tasa interanual, hasta 160.793 millones de euros.

La deuda de las empresas también cayó en febrero con respecto al año pasado. Se redujo hasta situarse en 935.228 millones de euros, lo que supone una rebaja muy leve con respecto a enero (del 0,05%), pero una reducción de más de cinco puntos en tasa interanual.

Las empresas han seguido un camino paralelo a las familias. También vieron recortado su acceso al crédito y, con la caída inmobiliaria y del consumo, han enjugado sus pasivos. Su endeudamiento bajó del billón de euros en febrero del 2014. En su caso, la cima de la deuda se alcanzó más tarde, en abril de 2009, con 127.363 millones de euros acumulados. El nivel actual es el más bajo desde agosto de 2006.