Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El consejero delegado de Deoleo dobla su sueldo gracias a un ‘bonus’

Carbó percibió 2,45 millones en 2014 tras a un incentivo por "estabilizar" las acciones

Planta de envasado de aceite de la marca Carbonell, propiedad de Deoleo.
Planta de envasado de aceite de la marca Carbonell, propiedad de Deoleo.

El consejero delegado del grupo de alimentación Deoleo percibió una retribución total de 2,45 millones de euros el pasado ejercicio, frente a los 1,12 millones del año anterior. Como consecuencia de esta importante subida, el montante recibido por todo el consejo en conjunto casi se duplicó en 2014, al pasar de 1,5 a 2,9 millones de euros, según la información remitida por la propia empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. La subida en la retribución, según la empresa, no es por un aumento del salario, sino gracias a un bonus especial que Carbó cobró en el ejercicio.

El bonus percibido por Jaime Carbó fue de 1,5 millones de euros, según ha informado la compañía a las agencias, por la materialización de la operación corporativa consistente "en la estabilización accionarial", tras la entrada del fondo británico CVC, que controla el 48% de la empresa, y la reestructuración financiera. Añaden que el bonus ha sido valorado y recomendado por un experto independiente para este tipo de operaciones corporativas.

Del total percibido por Carbó el año pasado, 850.000 euros correspondieron a la remuneración fija, una cuantía que Carbó mantiene congelada desde 2011, y el resto, 1,604 millones de euros, a la retribución variable a corto plazo (el incentivo por la operación corporativa y la gestión normal del ejercicio).

Pérdidas de 74 millones para la empresa

Deoleo cerró el ejercicio 2014 con unas pérdidas de 74 millones de euros, frente a los 20 millones de euros del año anterior por costes no recurrentes, como los gastos de la refinanciación de la deuda y el deterioro de créditos fiscales por la nueva ley del impuesto de sociedades, mientras que elevó su Ebitda un 1,6%.

La cifra de ventas del fabricante de marcas de aceite como Carbonell, Hojiblanca y Koipesol en este ejercicio alcanzó los 773,2 millones de euros, un cinco por ciento menos, debido a los bajos precios del aceite de oliva en el primer semestre del año.

A la evolución de las ventas contribuyó la estabilidad de la demanda, que se sostuvo en los principales países consumidores (España, Italia y Estados Unidos) y registró crecimientos de dos dígitos en regiones con gran potencial, como Oriente Medio y Extremo Oriente.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en 81,4 millones de euros, lo que supone un incremento del 1,6% frente a los 80,1 millones de euros de 2013, en línea con las previsiones, a pesar de que el último trimestre del año fue muy complicado por la fuerte subida (50%) del precio del aceite de oliva en origen.