Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Récord inversor de firmas de Estados Unidos en sociedades españolas

EE UU encabeza la inversión extranjera, que sumó 17.626 millones en 2014, un 9,8% más

Detalle de varias monedas de euro. EFEArchivo
Detalle de varias monedas de euro. EFE/Archivo EFE

La inversión de empresas extranjeras en sociedades españolas aumentó en 2014 hasta alcanzar los 17.626 millones, un 9,8% más. Un crecimiento que vino de la mano del mayor apetito de las compañías estadounidenses por crear, reforzar o adquirir sociedades en España. Según los datos difundidos este viernes por el Ministerio de Economía, las empresas domiciliadas en Estados Unidos fueron las que más invirtieron en España  (3.516 millones), seguidas de las de Luxemburgo (2.489 millones) y Reino Unido (1.667 millones). Si se restan las desinversiones, las salidas de capital extranjero de las sociedades españolas, las inversiones netas se quedan en 13.805 millones, un 19% más que en 2013.

El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, relacionó esta "sustancial reducción" de las salidas de capital extranjero de las sociedades españolas con la "estabilidad que ha ofrecido España en muchos ámbitos". Y añadió que las perspectivas para 2015 son buenas, habida cuenta de que los inversores buscan "mercados en expansión" como el español, y de que la economía española está entre las que más se beneficia de la depreciación del euro y la caída de precios del petróleo.

Récord inversor de firmas de Estados Unidos en sociedades españolas

Las empresas estadounidenses suelen estar entre las que más invierten en sociedades españolas (ya sea para crearlas, ampliar capital o adquirirlas), aunque en las más de dos décadas que computa el registro de inversiones exteriores, nunca habían inyectado tanto capital en un año. Los 3.516 millones de 2014 duplican las inversiones estadounidenses de 2013, un repunte que Economía atribuye en buena parte a una operación en el sector farmacéutico.

La estadística de inversiones extranjeras en sociedades españolas -de las que Economía excluye el capital en entidades de tenencia de valores extranjeros, por ser sociedades instrumentales constituidas por razones fiscales- es muy fluctuante y peculiar. Así, las empresas que operan en Luxemburgo suelen situarse también entre las más inversoras en España, concentrando sus inversiones en los sectores inmobiliarios y financieros. "No hay que estigmatizar las inversiones por su origen. Luxemburgo no está considerado un paraíso fiscal y la inversión dentro de la UE no se puede limitar", señaló el secretario de Estado cuando se le inquirió sobre las operaciones desde Luxemburgo, donde empresas de toda Europa radican sus sociedades por el beneficioso trato fiscal que reciben.

En conferencia de prensa, García-Legaz destacó  que el flujo de inversiones aumentó de forma considerable en la segunda mitad del año, una tendencia que ya se produjo en 2013. Y subrayó que el repunte de la inversión extranjera (aún muy lejos de los máximos de 2007 y 2008, cuando rondó los 30.000 millones) se produjo "en un contexto de contracción de las inversiones en países desarrollados". Según la UNCTAD, organismo de la ONU que analiza los flujos de capital, en 2014 hubo una reducción del 14% de las inversiones extranjeras en las economías avanzadas, aunque el secretario de Estado matizó que estos datos no son directamente comparables con los que se recopilan en España, y que tampoco se ha actualizado aún la clasificación de la UNCTAD por países para 2014. 

Por sectores, las sociedades dedicadas a la compraventa y, sobre todo, al alquiler de bienes inmobiliarios crecieron de forma considerable en 2014, hasta sumar casi 3.000 millones, un 17% del total. Destacó también el comercio al por mayor de productos farmacéuticos (1.567 millones), que refleja casi en exclusiva la operación -Economía no precisó cuál fue, por motivos de confidencialidad- que catapultó la inversión estadounidense en España.