Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Tesoro coloca 9.000 millones en una emisión sindicada a 10 años

Vende bonos a largo plazo con un interés al 1,65% a bancos, fondos y aseguradoras

El Tesoro Público ha colocado 9.000 millones de euros mediante una emisión sindicada de una nueva referencia a 10 años, con vencimiento el 30 de abril de 2025. Según ha indicado el Ministerio de Economía en una nota de prensa, la rentabilidad se ha situado en el 1,656%. El cupón ha sido del 1,60%, el más bajo de la historia del Tesoro en una emisión sindicada a este plazo, según ha informado el Ministerio de Economía.

La rentabilidad que ha ofrecido el tesoro a los inversores especializados ha sido 1,14 puntos inferior a la anterior operación sindicada, según Economía. Los bonos a diez años en el mercado secundario cotizan actualmente cerca del 1,5%, los niveles más bajos de la historia. Las emisiones sindicadas, tradicionalmente, tienen intereses más elevados, pero a cambio, el organismo público logra colocar en una sola operación una mayor emisión y selecciona a los compradores para distribuir los bonos.

Según el Departamento que dirige Luis de Guindos, la "enorme demanda" ha permitido al Tesoro asignar la emisión "entre inversores de calidad y de forma muy diversificada, tanto atendiendo a la distribución según tipo de inversor como a la distribución por zonas geográficas". La demanda final ha alcanzado los 22.787 millones de euros, aunque el volumen emitido se ha quedado en 9.000 millones, el segundo mayor importe entre todas las referencias sindicadas por el Tesoro Público en su historia.

Casi el 70%, en manos extranjeras

La participación de inversores no residentes ha superado el 68,7% de la sindicación. En concreto, ha destacado la de Reino Unido e Irlanda, con un 21,55% del total; seguida de la de Alemania, Austria y Suiza, con un 13,61%; Estados Unidos y Canadá, con un 8,95%; Asia y Oriente Medio, con un 7,43% y los países escandinavos, con un 6,5%.

Atendiendo al tipo de inversor, Economía asegura que la mayor participación ha correspondido a las tesorerías bancarias (32,2% del total), seguidas de las gestoras de fondos (32%) y las aseguradoras y fondos de pensiones, que han participado con un 15,1%, mientras que instituciones oficiales han conseguido el 10,1% del total.

Barclays, BBVA, CaixaBank, Citi, Credit Agricole CIB y HSBC han actuado como directores de esta emisión, el resto del grupo de Creadores de Mercado de Bonos y Obligaciones del Estado han actuado como colíderes.