Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

España camina hacia los 65 millones de turistas al año

El turismo encadena 23 meses de subidas de visitantes y apunta a un nuevo hito

La calle Preciados de Madrid, el pasado fin de semana
La calle Preciados de Madrid, el pasado fin de semana

Más de 61,7 millones de turistas internacionales visitaron España entre enero y noviembre. La cifra es superior a la de todo 2013, es decir, que el récord anual de turistas se ha batido un mes antes de terminar el año. En volumen de llegadas, el sector turístico español parece imparable: encadena 23 meses de subidas ininterrumpidas. La mejoría se produce de la mano de casi todas las nacionalidades aficionadas a visitar España, excepto del mercado ruso, que ha experimentado una fuerte bajada por la debilidad de su moneda. Aun así, los récords se suceden y España mira ya hacia los 65 millones de visitantes al año.

España camina hacia los 65 millones de turistas al año

El pasado año se sobrepasaron por primera los 60 millones de visitantes extranjeros en un ejercicio. La cifra parecía difícil de repetir, ya que aquel récord se levantó, en buena medida, sobre la debilidad de otros mercados turísticos inmersos en la inestabilidad política como el de Egipto. Pero el hito se ha superado ya en noviembre. En diciembre del año pasado entraron 3 millones de turistas. Si se mantiene la cifra, el año terminará en 64,7 millones de visitantes. Batir los 65 millones supondría lograr otra subida extra del 10%. Difícil —en noviembre el alza fue del 2,9%—, pero no imposible. La subida mensual media registrada este año ha sido del 7%. Y algunos meses, como en febrero o abril, el alza sí superó el 10%.

El récord de este año no es solo de ‘sol y playa’, y el turismo de interior crece

Se alcancen o no los 65 millones de visitantes en todo el año, el récord anual ya es una realidad. Ha ocurrido gracias a una combinación de mercados: los tradicionales vuelven a repuntar y en los nuevos mercados, España sigue sumando adeptos.

Reino Unido sigue siendo el principal nicho de mercado para las empresas turísticas de España, y de ahí proceden casi la cuarta parte de los visitantes. Entre enero y noviembre, llegaron 14,3 millones de británicos, casi el 5% más. Franceses, italianos y belgas fueron los que más aumentaron sus llegadas a España, todas con crecimientos de más del 10%.

Rusia, el único declive

En toda la lista de países emisores, solo hay un farolillo rojo: Rusia. Este país protagonizaba desde 2011 un impulso que parecía imparable, con crecimientos muchos meses de hasta el 20%. Sin embargo, este año el milagro ruso se deshinchó por la fuerte depreciación del rublo. Con un cambio de divisa tan débil con respecto al euro (ha perdido cerca del 12% de su valor), para los rusos los viajes a España son más caros. Entre enero y noviembre sus llegadas se redujeron el 9,7%.

La evolución por comunidades autónomas revela, además, que este año el récord no es solo de sol y playa. Algunas autonomías con zonas costeras turísticas experimentaron un gran tirón, como Canarias (9,2%), Andalucía (8%) y Cataluña (7,3%). Pero otra de las sorpresas del año es la Comunidad de Madrid, que ha registrado un 8,3% más turistas extranjeros hasta noviembre. Además, según el Observatorio de Turismo Rural, este sector, muy dependiente de la demanda interior, también ha registrado un aumento de la demanda este año. En el ámbito nacional, siete de cada diez casas rurales ya han colgado el cartel de completo para Nochevieja, según el portal de reservas Escapada Rural, que aglutina al 80% de la oferta nacional.

Los hoteles recogen parte del récord del sector, pero solo una pequeña una parte. Las pernoctaciones de extranjeros crecieron el 5,3% entre enero y noviembre. El modo de alojamiento que más impulso experimentó fue la vivienda alquilada, que sube el 17%.

Más información