Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El déficit comercial se dispara un 70% hasta octubre por las importaciones

Las compras al exterior se elevan y la brecha con las ventas llega a los 21.094,8 millones hasta octubre

Terminal del puerto de Pireo en Grecia
Terminal del puerto de Pireo en Grecia Bloomberg

La economía española está recobrando tracción paso a paso. Aunque el clima sigue presentando oscuros nubarrones —como el lacerante nivel de desempleo o los incesantes desahucios— comienzan a aflorar rayos de sol que alumbran la coyuntura. Un buen termómetro de ese impulso, aún tenue, se refleja en la evolución de las importaciones, que subieron el 6,2% entre enero y octubre. Las exportaciones también lograron una evolución al alza, del 2,1%. El auge de las compras al exterior muestra que la demanda interna comienza a bombear, aunque también deja una sombra: la brecha en la balanza de pagos se amplía. Durante los 10 primeros meses del año, el déficit entre importaciones y exportaciones alcanzó los 21.094,8 millones, lo que representa un alza del 70,6% sobre el mismo periodo de 2013.

Las compras al exterior alcanzaron el mes de octubre los 24.587 millones de euros, lo que supone un aumento del 7,7% sobre el mismo periodo del año anterior. Se trata del mejor octubre desde 2008, según el Informe Mensual de Comercio Exterior del Ministerio de Economía. Las exportaciones también mantienen su fortaleza exhibida durante los últimos meses. La revalorización del dólar ha añadido vigor al comportamiento de las ventas al exterior —el motor que ha mantenido a flote a la economía española durante los años más duros de la crisis— porque abarata los bienes valorados en euros. El pasado mes de octubre, las exportaciones ascendieron a 22.347 millones un 4,1% más que el mismo mes de 2013.

El déficit comercial se dispara un 70% hasta octubre por las importaciones

El saldo comercial de los diez primeros meses del año se vio perjudicado por la brusca caída del superávit no energético, que baja un 47,1%. Y aunque el déficit energético se redujo un 5,5%, sigue condicionando la balanza.

La composición de la cesta de productos que España compra en el exterior revela con antelación cierta fortaleza en la recuperación por el auge de la adquisición de bienes de equipo. Este hecho se interpreta como una modernización y preparación de la industria para aumentar su producción, porque prevé una mejora del clima económico.

"En los 10 primeros meses de 2014 aumentó el peso de nuestras exportaciones hacia la Unión Europea, influenciadas por la incertidumbre relativa a algunas economías emergentes y por la tendencia alcista del euro en los primeros meses del año, sobre todo frente a las monedas no comunitarias", señala el Ministerio de Economía en un comunicado. La depreciación del euro respecto al dólar ha insuflado cierta energía al corazón de Europa tras el constipado sufrido por Alemania, Francia e Italia a mitad de año.

España cada vez vende más coches en el exterior. "Se confirma la buena evolución de las exportaciones del sector automóvil, que incrementó sus ventas al exterior un 6,0% y supuso el 14,8% del total", señala el departamento que dirige Luis de Guindos, que también destaca la fortaleza de las exportaciones de alimentos, que crecieron un 4,6% y suponen un 15,2% del total.