BT se decanta por comprar EE en detrimento de O2, la filial de Telefónica

Pagará 15.700 millones por la firma británica de móviles de Deutsche Telekom y Orange

Logotipo del grupo de telecomunicaciones British Telecom.
Logotipo del grupo de telecomunicaciones British Telecom.EFE

BT negociará en exclusiva con Orange y Deutsche Telekom la compra de su filial EE, la compañía de telefonía móvil más grande de Reino Unido, según anunció ayer la compradora en un comunicado. Con este anuncio, el gigante británico descarta la opción alternativa de comprar O2, filial en Reino Unido de Telefónica, con quien había estado negociando también una opción de compra o integración, según anunció la compañía en noviembre. Terminaría así, en caso de que finalmente se cierre el acuerdo, una especie de subasta a la inversa entre las compañías francesa y alemana y la española parar ver por cuál de sus marcas de telefonía móvil se decantaba el exmonopolio británico.

El precio sobre el que se negocia es de 12.500 millones de libras (15.700 millones de euros), lo que convertiría a la operación en la mayor compra realizada por BT, que pagará parte en acciones y parte en efectivo, financiado con la emisión de deuda. Orange venderá parte de los títulos que reciba y se quedará con un 4% del capital de la futura BT. Deutsche Telekom mantendría un 12% del capital, además de tener la opción de nombrar un consejero. El periodo de negociación exclusiva durará varias semanas y no implica, ha dejado claro la compañía en el comunicado, que se haya alcanzado un acuerdo que tendrían que aprobar los accionistas de BT.

Si finalmente se cierra la operación, Telefónica podría buscar acuerdos alternativos en Reino Unido con Hutchison, Sky, Virgin Media o Talk Talk. Los analistas valoran O2, filial de móviles en Reino Unido de la compañía española, en 9.000 millones de libras. Pero necesita un socio terrestre británico en una industria en la que la tendencia es ofrecer a sus clientes paquetes completos de telefonía fija, móvil, Internet doméstico y móvil y televisión. Telefónica declinó hacer comentarios sobre el paso dado por la firma británica. Fuentes cercanas a la compañía española señalaron que la empresa ha defendido los intereses de los accionistas en la negociación con BT y que el Reino Unido sigue siendo un mercado muy importante para el grupo. Telefónica considera que tiene la mejor marca y la mejor base de clientes y seguirá a la expectativa de posibles movimientos de consolidación en el sector. La compañía estudia qué otras opciones puede abordar en el mercado británico si, como parece previsible, la compra de EE por BT se consuma y se esfuma definitivamente la que era su primera opción.

La operación supone un espectacular regreso de BT al mercado de móviles, después de que vendiera en 2002 su propia red BT Cellnet, que pasaría a llamarse O2 y que Telefónica compraría en 2005 por cerca de 23.000 millones de euros. De cerrarse la compra, BT ostentaría una posición dominante en el mercado de telecomunicaciones y televisión en Reino Unido, con la suma de los líderes de telefonía fija y móvil. EE cuenta con 24,5 millones de clientes de telefonía móvil, superando en tamaño a O2. BT ha indicado que espera generar sinergias a través de la venta de servicios de banda ancha fija a aquellos clientes de EE que todavía no son de BT.

BT es un gigante de las telecomunicaciones que ofrece sus servicios en 170 países y cotiza en las bolsas de Londres y Nueva York. EE tiene el 33,8% del mercado de móviles Reino Unido en términos de ingresos, y obtuvo un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 1.588 millones de libras (1.996 millones de euros) para el año fiscal finalizado en junio.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50