Los sindicatos cifran en 400.000 los parados con derecho a la nueva ayuda

El coste del programa, que durará 15 meses, oscilará entre 1.000 y 1.200 millones

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el centro de la mesa, en una reunión en La Moncloa, con la ministra de Empleo, y los líderes de los agentes sociales
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el centro de la mesa, en una reunión en La Moncloa, con la ministra de Empleo, y los líderes de los agentes socialesJAVIER SORIANO (AFP)

Los detalles de la nueva prestación para desempleados de larga duración pactada por los sindicatos y el Gobierno se van conociendo poco a poco. El número total de posibles beneficiarios se sitúa entre los 400.000 y los 450.000, según los cálculos que CC OO y UGT han presentado. Esto eleva el coste del nuevo programa a una cantidad que oscila entre los 1.000 y los 1.200 millones. Los perceptores cobrarán 426 euros al mes durante medio año.

Para dar una idea de la envergadura de la ayuda, los número dos de las centrales, Ramón Górriz (CC OO) y Ferrer (UGT), afirmaron que con ella, la tasa de cobertura oficial de desempleo puede subir entre “siete y ocho puntos”. En octubre, último dato disponible, se situaba en el 57,3%, una cifra que ha caído ostensiblemente desde que tocó máximos en 2010 (hubo meses en que superó el 80%). Por tanto, cuando despliegue todo su potencial, la nueva prestación podría elevar la tasa de cobertura podría elevarse hasta el 65%. “Es un elemento que debe contribuir a la reducción de la desigualdad”, valoró Ferrer.

Para hacer atractiva la contratación de este colectivo a los empresarios, el desempleado que encuentre trabajo antes de concluir el programa seguirá cobrando la ayuda durante el tiempo restante y este dinero se descontará del salario. Es decir, si el sueldo es de 852 euros, los Servicios Públicos de Empleo pagarán la mitad (426 euros). En estos contratos, en principio, se podrá acumular esta ayuda sobre las bonificaciones de las cotizaciones sociales. No obstante, según explicaron los sindicalistas el texto definitivo fijará un tope máximo.

Desde que comenzó a hablarse de esta ayuda para los parados de larga duración hasta ahora, el número potencial de beneficiarios ha ido creciendo. La primera oferta del Ejecutivo a los sindicatos, el pasado julio, ascendía a unos 40.000. En realidad, la propuesta del Ministerio de Empleo consistía en una ligera ampliación del plan Prepara, en vigor con variaciones y matices desde 2009 (cuando se le llamó PRODI).

Tanto UGT como CC OO, que llevan años reclamando más ayudas para los parados de larga duración, consideraron insuficiente la oferta y respondieron al Ejecutivo que no bastaba para resucitar el diálogo social. El Ejecutivo se comprometió entonces a mejorar la oferta y lo hizo tras el verano.

Las condiciones finales, algunas de ellas arrancadas en la reunión que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, mantuvo con los líderes de los agentes sociales en La Moncloa la semana pasada, han elevado el listón de potenciales beneficiarios hasta multiplicar por 10 la primera oferta.

Según explicaron Ferrer y Górriz, y a falta del texto definitivo, a la nueva ayuda tendrán derecho todos los parados que lleven al menos seis meses sin percibir ningún tipo de ayuda (esta condición excluye a los que no han trabajado antes), aunque deberán haber permanecido registrados sin interrupción en las oficinas públicas durante un año. También deberán tener, al menos, un familiar a su cargo, y se les exigirá que sus ingresos, por cada miembro de la familia, no superen el 75% del salario mínimo interprofesional (483 euros al mes).

Algo en lo que los sindicalistas hicieron hincapié es en el hecho de que la ayuda irá acompañada de un programa de inserción laboral (itinerario, formación, contratación llegado el caso...). Esto explica que el Ejecutivo haya tenido que implicar en el plan a las comunidades autónomas, encargadas de la gestión de las políticas activas de empleo. La medida entrará en vigor el 15 de enero y aunque los parados podrán percibir la prestación durante seis meses, el plan se extenderá hasta el 15 de abril de 2016. Es decir, hasta esa fecha un parado que cumpla los requisitos podrá solicitar la ayuda y, por tanto, la cobraría hasta el siguiente octubre si se le concede.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Manuel V. Gómez

Es corresponsal en Bruselas. Ha desarrollado casi toda su carrera en la sección de Economía de EL PAÍS, donde se ha encargado entre 2008 y 2021 de seguir el mercado laboral español, el sistema de pensiones y el diálogo social. Licenciado en Historia por la Universitat de València, en 2006 cursó el master de periodismo UAM/EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS