Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ACS acelera su salida de Iberdrola con una oferta de canje de bonos

Florentino Pérez lanza un incentivo en metálico para adelantar la conversión

Los presidentes de ACS, Florentino Pérez, (izquierda) y de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán.
Los presidentes de ACS, Florentino Pérez, (izquierda) y de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán.

El grupo constructor ACS ha anunciado este martes una oferta para incentivar a los inversores a que canjeen los bonos convertibles que emitieron dos de sus filiales en acciones de Iberdrola. La operación implica que ACS acelera su desinversión en Iberdrola. Para que los inversores acepten la oferta, el grupo constructor tendrá que ofrecer un fuerte incentivo en metálico, pues el precio de canje de las dos emisiones es superior a la cotización actual de las acciones de la eléctrica que preside Ignacio Sánchez Galán.

Según un hecho relevante registrado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la empresa que preside Florentino Pérez anuncia una oferta de pago de un incentivo en efectivo a todos los tenedores de los bonos canjeables que decidan ejercitar su derecho de canje durante un período de aceptación que se extenderá desde la fecha del presente anuncio hasta las 17 horas del próximo jueves 11 de diciembre.

ACS señala que el incentivo, que se pagará el 18 de diciembre, se determinará de forma separada para cada una de las dos emisiones de bonos canjeables en acciones de Iberdrola lanzadas por ACS. El incentivo comprenderá un importe fijo, que será determinado no más tarde del 11 de diciembre de 2014, un importe variable referenciado a la media aritmética del valor medio ponderado por volumen de contratación de los días 9, 10 y 11 de diciembre de 2014 de las acciones de Iberdrola y el interés devengado en cada caso por los Bonos Canjeables.

La primera emisión de este tipo de bonos (equity linked) se realizó en octubre de 2013 por importe de 721,1 millones en títulos a cinco años a un tipo de interés del 2,625% y con un precio de canje de 5,7688 euros por cada acción de Iberdrola. La segunda de las emisiones fue realizada en marzo de 2014, por un importe de 405,6 millones en bonos a seis años al 1,625% de interés canjeables por 63.187.412 acciones de Iberdrola (un 1% de su capital). El precio de canje de los bonos es de 6,419 euros.

ACS llegó a controlar más del 20% del capital de Iberdrola en una participación adquirida en su mayor parte mediante deuda, pero nunca pudo tener poder de decisión en la eléctrica. En la actualidad, ACS tiene declarada una participación del 5,645% de los derechos políticos de Iberdrola, pero la participación real depende de un complejo juego de derivados e instrumentos financieros. Las emisiones de bonos canjeables otorgaban a Florentino Pérez la posibilidad de vender el grueso de su participación en la eléctrica, dado que ACS, como emisor, tenía la opción de devolver el principal mediante la entrega de acciones de Iberdrola en cualquier situación, incluso en el caso de que el inversor opte por la amortización anticipada o que a vencimiento no se alcanzase el precio de conversión.