Mala acogida del mercado a la ampliación de capital del BBVA

Las acciones cayeron un 5,53% y regresan a los niveles de septiembre de 2013 tras anunciar la compra del banco turco Garanti

Un panel de la Bolsa de Madrid, con el valor del BBVA.
Un panel de la Bolsa de Madrid, con el valor del BBVA.EFE

La toma de control del banco turco Garanti por parte del BBVA ha sido mal recibido por los mercados. Las acciones del banco se han desplomado un 5,53% y han retrocedido a niveles de septiembre de 2013, a 8,165 euros por título, tras ampliar capital en 2.000 millones planteada para sufragar la compra de un 15% del banco turco Garanti. Los analistas valoran positivamente la operación, que supone llegar al 40% del capital de la entidad, pero destacan también los riesgos que conlleva por el futuro de la divisa, la lira turca, y la situación inestable del país.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) suspendió la cotización de la entidad hasta las 10, cuando se supo el precio de la ampliación del BBVA, 8,25 euros, lo que supone un descuento del 4,5% sobre el cierre del miércoles. Sin embargo, los inversores castigaron más los títulos de la entidad, en una jornada bursátil marcada por el mal comportamiento de los bancos en toda Europa. La operación supone una dilución del 4,11% para los accionistas que estaban antes de la ampliación, un factor que también tira del precio a la baja.

Más información

El BBVA comentó ayer que se había decidido a pagar la compra con acciones (en lugar de en metálico) por la gran demanda de títulos. Sin embargo, al final se les exigió un descuento del 4,5%. La entidad apunta que la media de las ampliaciones rápidas hechas en Europa han tenido un descuento del 5,3%. Los inversores internacionales tienen dudas de la rentabilidad futura del negocio bancario por las altas exigencias de capital y la gran regulación a la que están sometidos.

De la cuantía total de la ampliación de capital, 118,7 millones de euros corresponden al importe nominal y 1.881,2 millones a la prima de emisión. Fuentes de BBVA explicaron que el libro se ha cubierto en 20 minutos y la demanda final de la ampliación de capital ha duplicado la oferta. La entidad que preside Francisco González emitirá 242,4 millones de acciones ordinarias de 49 céntimos de euro de valor nominal cada una.

Para algunos analistas, una cuestión clave es por qué la compra se ha hecho ahora. Es decir, por qué el BBVA no ha esperado hasta marzo de 2016, cuando tenía derecho, según los pactos firmados, a ganar poder con solo ampliar su participación en un punto porcentual. Sin embargo, el banco aclaró que esta situación le hubiera exigido lanzar una opa sobre el 100% del capital, ya que entre la partición del BBVA y la de la antigua familia propietaria, Dogus, superaría el 50%. En caso de opa, el grupo Dogus podría vender sus acciones, algo que no quería el BBVA. 

Según Núria Álvarez, de Renta 4, la caída no es excesiva y considera positiva la operación "a medio plazo. Para el BBVA, tiene sentido estratégico entrar en Turquía". No obstante, cuestiona por qué lo ha hecho antes de la elecciones de junio, un factor importante para la estabilidad de Turquía. "El BBVA asume el riesgo de la divisa porque quiere anticiparse a la recuperación del país. Lo normal es que se haga con el 100% en no demasiado tiempo", añade. 

Felipe López-Gálvez, de Self Bank, apunta entre los aspectos positivos que el precio es bueno y que supone ampliar la diversificación geográfica para el BBVA y depender menos de México. Sin embargo, recuerda el riesgo de la lira, que ha caído un 32% en cuatro años, "y la inestabilidad social, así como la guerra fronteriza de Siria. Es un país impredecible, pero con potencial de crecimiento".

Citi considera que el incremento de participación de BBVA en Garanti, hasta rozar el 40%, tiene sentido estratégico, pero ante la ausencia de sinergias y de ganancias significativas del acuerdo, puede necesitar elevar su participación en el banco turco por encima del 50% para lograr un mayor impacto positivo en sus resultados.

Por su parte, los analistas de Barclays estiman que la adquisición del 15% de Garanti tendrá un "impacto mínimo" en los ingresos, ratios y valor contable de BBVA, al tiempo que valoran como positiva tanto la compra como la ampliación de capital que ha llevado a cabo la entidad, ya que ayudan a reducir la incertidumbre.

Sobre la firma

Es corresponsal financiero de EL PAÍS y lleva casi dos décadas cubriendo la evolución del sistema bancario y las crisis que lo han transformado. Es autor de El hundimiento de la banca y en su cuenta de Twitter afirma que "saber de economía hace más fuertes a los ciudadanos". Antes trabajó en Expansión, Actualidad Económica, Europa Press y Deia.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción