Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En las tripas de la nube

Arsys tiene en La Rioja un centro de datos de los más punteros del mundo

Centro de datos de Arsys en Logroño
Centro de datos de Arsys en Logroño

Arsys tiene uno de los centros de datos más innovadores y tecnológicos del mundo. Cuenta con 8.000 servidores que soportan un tráfico diario de 16 millones de correos electrónicos. El 20% de todos los mail españoles pasan por este Centro de Procesamiento de Datos (CPD) de Arsys, empresa líder en su sector en España y pionera europea en el cloud hosting, servicios de alojamiento remoto de datos en la nube.

La compañía cuenta con 330.000 clientes, 1,5 millones de servicios activos y 1,4 millones de cuentas de correo. Su centro de datos no se encuentra en Silicon Valley, sino en pleno corazón de La Rioja. Allí se fundó Arsys en 1996 y es donde mantiene el núcleo de su actividad dos décadas después, con una plantilla de 306 personas. Esta firma se ha convertido en un gigante sin haberse movido de Logroño. Y eso a pesar de que su capital ahora es extranjero. Desde 2007 estaba participada por los fondos de inversión Mercapital y Carlyle Group, pero el año pasado el grupo alemán United Internet, matriz de 1&1, se hizo con el 100% de sus acciones.

Además de su oferta de alojamiento de datos (hosting) tradicional, servicio que el usuario gestiona desde un panel remoto de control, Arsys apostó en 2009, en una decisión estratégica de futuro, por el cloud hosting (alojamiento web de ficheros en la nube), donde los proyectos se encuentran alojados en una plataforma que pone sus recursos a disposición de los clientes. Aunque en la actualidad la compañía ofrece ambos tipos de alojamiento, su demanda de cloud hosting no deja de crecer y solo en 2013 se incrementó un 40%.

Emplazado en un polígono a las afueras de la capital riojana, ocupa una discreta nave industrial de 6.000 metros cuadrados. En su interior alberga millones de datos sensibles de clientes, y por eso las medidas de seguridad son extraordinarias: valla perimetral con sensores, cámaras, vigilante… El acceso está muy restringido.

Una vez franqueado el acceso recibe Olof Sandtrom, director de Operaciones de Arsys. Este canario con nombre de sueco muestra las instalaciones que son austeras y funcionales. En una de las salas se ponen a prueba los nuevos equipos que luego serán adquiridos o desechados. Se “queman” durante dos meses para conocer sus prestaciones en condiciones extremas.

La sala de monitorización es como el cerebro del centro. Una estancia que recuerda a la torre de control de un aeropuerto, repleta de monitores vigilados 24 horas durante todo los días del año por cuatro personas que controlan hasta 1.200 indicadores con información de todas las instalaciones. Desde esta estación se bloquean una media de cinco millones de ataques mensuales dirigidos hacia las páginas web alojadas en la compañía.

Finalmente, está la zona técnica. Considerada el corazón de Arsys, cuenta con capacidad para 15.000 servidores. Dispone de 1.000 metros cuadrados. Actualmente solo están habilitados 250 metros en un módulo aislado como un búnker, a prueba de explosiones y huracanes, construido con chapas de acero, polietileno y lana roca. A principios de 2015 está previsto instalar otro módulo similar en el que se invertirán tres millones de euros. En su interior, los servidores se apilan en armarios verticales formando pasillos. Sorprende la elevada temperatura del lugar, que alcanza los 27 grados. Los armarios mantienen el frío para refrigerar los servidores.