Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Inditex concentra en la filial española todo su negocio online europeo

La compañía dispara la facturación de Fashion Retail hasta los 227 millones al incorporar 19 mercados

Fashion Retail, la compañía de Inditex que aglutina su negocio de ventas por Internet, disparó el año pasado sus ingresos, tras incorporar al negocio, además de las ventas en España como en 2012, las de los otros 19 mercados europeos donde opera online y que antes canalizaba a través de Irlanda. La empresa dedicada a vender por Internet las prendas de Zara, Massimo Dutti o Bershka registró en 2013 ventas por valor de 227,4 millones de euros, frente a los 82,1 millones de euros del ejercicio anterior, cuando solo gestionaba el negocio español. 

Inditex está inmersa en un nuevo impulso a su negocio online, que opera ya en 27 países al incorporar México y Corea del Sur en septiembre. Hace unos días inauguró su tienda en el mayor centro comercial online de China (Tmall, de Alibaba). Y ahora la compañía da un vuelco también a la gestión: ha fichado a María Fanjul como coordinadora de todo el negocio online de la compañía. Fanjul, de 31 años, era hasta ahora consejera delegada de Entradas.com, propiedad desde marzo del grupo alemán CTS Eventim. La ejecutiva, licenciada en Administración y Dirección de Empresas por ICADE, participó también en la creación de varias empresas relacionadas con la tecnología y el comercio electrónico. Fuentes de la compañía señalaron que su cometido será de coordinación del área, pero recordaron que cada marca mantendrá estrategias propias.

Fashion Retail, la división de ventas por Internet, creció mucho en 2013, pero es complicado saber si Inditex vendió más online o no, ya que las cifras no son comparables con las del ejercicio anterior. En 2012 Fashion Retail solo incluía la facturación de las ventas en España. Este ejercicio acoge también el negocio en Portugal, Italia, Polonia, Austria, Grecia, Dinamarca, Finlandia, Noruega, Suecia, Suiza, Rumanía, Alemania, Francia, Mónaco, Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Reino Unido e Irlanda. De hecho, la compañía cambió su nombre en marzo del año pasado, y pasó de llamarse Fashion Retail Spain, a simplemente Fashion Retail.

El beneficio neto de la compañía europea fue de 6 millones de euros, justo el doble que un año antes, cuando era solo española. El patrimonio casi se ha triplicado (de 3,4 a 9,4 millones de euros). Y del mismo modo, la plantilla también crece con la incorporación de los negocios internacionales: ha pasado de los 13 a los 237 empleados, de ahí, que el gasto de personal haya pasado de los 420.759 euros a los 4,06 millones.

Inditex creó Fashion Retail en julio de 2011, con el fin de gestionar la venta online de las marcas de la empresa textil. La comercialización por Internet de la compañía, sin embargo, comenzó antes: en 2007 realizó sus primeros experimentos en el comercio electrónico, con el lanzamiento de la venta online de Zara Home. En 2010 incorporó las ventas de su buque insignia, Zara, que se estrenó en varios mercados europeos. Sin embargo, en los primeros años el negocio online lo concentró en Irlanda, desde donde facturaba las ventas para todo el mercado europeo, aprovechando las ventajas fiscales que ofrece este país. La empresa decidió trasladar las ventas españolas a España y pagar aquí sus impuestos, para lo que creó la filial Fashion Retail, a la que ahora ha incorporado también el resto de mercados europeos.

La compañía presidida por Amancio Ortega siempre ha sido muy reticente a ofrecer datos concretos de su actividad online. Las últimas cuentas de Fashion Retail permiten hacerse una idea del volumen de su negocio por Internet, aunque no suponen el total de las ventas por este canal, ya que la empresa opera en otros ocho mercados al margen de los europeos, entre ellos, algunos muy importantes como Estados Unidos o China. Su principal rival española, Mango, sí que ofrece sus resultados globales de ventas online, que en 2013 se elevaron en todo el mundo a 124 millones de euros. Para Mango este canal de ventas le aporta el 6,7% de su facturación total. En el caso de Inditex, no se puede realizar un cálculo exacto, pero sus mercados europeos, con 227,4 millones de facturación online, supondrían aproximadamente el 1,3% de sus ingresos globales, que el pasado año ascendieron a 16.724 millones de euros.

Más información