Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una cesta de la compra para ahorrar

La crisis y la modernización de los hábitos de consumo han ampliado nuestras opciones

Es posible hacer la compra por poco dinero.
Es posible hacer la compra por poco dinero.

Realizar la compra de alimentos puede convertirse en un verdadero ritual. Hay quien va a diario, hay quien la realiza cada semana o incluso hay opta por una gran compra mensual. Sea como sea, lo importante es hacerla de modo que se encuentren buenos productos y a buen precio. 

Una de las partidas más importantes del presupuesto familiar está destinada a la alimentación. La cuantía dependerá del número de integrantes del hogar y de dónde se lleve a cabo la compra. Éste último aspecto cobra cada vez más importancia ya que según el estudio anual de Supermercados que la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) realiza desde hace ya 26 años, comprar en un establecimiento u otro puede suponer un ahorro de 929,54 euros de media al año. En sus cifras más altas, en Madrid se puede llegar a los 3.164,78 euros de ahorro y en Barcelona a los 2.326 euros. Desde hace años en las marcas blancas reside el ahorro, pero las grandes empresas están reaccionando para abaratar sus productos. 

¿Cómo hacer que la cesta de la compra resulte más económica? ¿Qué ahorros puede haber además del meramente monetario?

  • Comprar por internet. Esta opción combina el ahorro monetario con el de tiempo. Un estudio llevado a cabo por Showroomprive revela que el 57% de las encuestadas (la investigación se realizó con una muestra femenina) apuestan por productos de calidad y como el presupuesto puede ser limitado, realizan una compra por Internet en busca de productos y marcas de calidad a un menor precio. Además el 97% asocia el comer bien a productos de calidad con precios ajustados y sin emplear demasiado tiempo en su compra. Se ahorra en tiempo ya que en pocos clics se puede buscar en diferentes establecimientos y se ahorra en dinero debido a la comparación y a que evitas desplazamientos (ahorro de combustible).
  • Los cupones descuento. En tiempos de crisis, los cupones descuento son una opción para reducir el gasto en la cesta de la compra. Tras muchos años por detrás de otros países como EE UU en el uso de esta herramienta, las distribuidoras se han puesto las pilas: durante el primer semestre de 2013 se pusieron en circulación 231 millones de cupones descuento en España, según Valassis (filial española de Velassis Communications), un 36% más de cupones que durante el mismo periodo del año anterior. Se trata de aprovechar esta herramienta de marketing promocional de las compañías en favor de la cesta de la compra ya que el 44% de los cupones descuento emitidos durante el primer semestre de 2013 fueron en productos de alimentación.
  • ¿Vale la pena que te lo lleven?. La compra no acaba una vez que se llena el carrito o la cesta de la compra, sino que después hay que llevarlo hasta casa. Cada vez son más los establecimientos que tienen un servicio de entrega a domicilio de la compra. Es conveniente valorar el precio de este servicio y ver si realmente compensa, sobre todo si se trata de grandes compras.
  • Visitar el pequeño comercio. Comparando se consigue adquirir los productos con el mejor precio, las grandes superficies suelen tener “de todo”, pero también hay que tener en cuenta al pequeño comercio. Este tipo de establecimientos pueden dar más confianza no solo por el trato personal sino también por el producto en sí. Además es una forma también de contribuir a que el pequeño comercio siga vivo.

La mejor compra será aquella que satisfaga las necesidades y que guarde una buena relación calidad-precio. Valorar todas las opciones o incluso combinar unas y otras hará conformar la cesta de la compra que más se acerque a esa relación calidad-precio ideal.

Más información