Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Televisa expulsa de su consejo al segundo hombre más rico de México

La televisora acusa de desleal al empresario minero Germán Larrea, que desea concursar por una nueva cadena

El empresario Germán Larrea saluda al presidente Peña Ampliar foto
El empresario Germán Larrea saluda al presidente Peña

El concurso por las nuevas cadenas de televisión está desatando entre los empresarios mexicanos intrigas dignas de la trama de un culebrón. Emilio Azcárraga, presidente de Grupo Televisa expulsó a Germán Larrea, el segundo hombre más rico del país, del consejo de administración de su empresa acusándolo de beneficiarse de información privilegiada que lo podría convertir en su competidor en el sector de las telecomunicaciones.

El periodista Joaquín López Dóriga, el presentador del informativo más influyente de Televisa, publicó en su página un comunicado que señala que Larrea, cabeza del poderoso Grupo México, “ocultó” al consejo que había entrado a la licitación de las nuevas cadenas de televisión que el Gobierno mexicano ha promovido para abrir el sector a la competencia. “Como consejero tenía acceso a toda información estratégica y de operación”, dice el texto. Su conducta “representa un acto de deslealtad”, agrega.

La versión hecha pública en la página del periodista ofrece muchos más detalles que el escueto comunicado de 77 palabras emitido por Televisa. “El señor Larrea pidió Salir del consejo de administración debido a los conflictos de interés que pudieran resultar de su participación en la licitación”, dice el boletín de la compañía enviado a la Bolsa de Valores Mexicana.

Son horas bajas para Larrea, un empresario que rehúye de los reflectores y actúa en medio de un halo de misterio a pesar de amasar una fortuna de 14.700 millones de dólares, la 67 del mundo según la revista Forbes. Su nombre se encuentra en el centro de la polémica desde el pasado 6 de agosto, cuando una minera operada por una empresa suya vertió accidentalmente en dos ríos 40.000 metros cúbicos de sulfato de cobre acidulado, lo que ha sido considerado como la peor catástrofe medioambiental en la historia minera de México por las autoridades.

La crisis llevó al Gobierno de Enrique Peña Nieto a obligar al Grupo México, que reportó 1.716 millones de dólares de ganancias netas el año pasado, a crear un fondo de 150 millones de dólares para reparar el daño a las 21.000 familias afectadas en el Estado de Sonora. El gobernador de esa entidad al norte de México, Guillermo Padrés, ha roto relaciones con el grupo la tarde de este viernes. El director de Protección Civil del Estado, Carlos Arias, aseguró que las autoridades buscarán cerrar la mina de Cananea operada por Grupo México, cuyo yacimiento representa el 38% del total de cobre en México.

El misterio que rodea a Larrea comienza a mostrar fisuras. Hasta hace poco era imposible conseguir una imagen del empresario. El 9 de septiembre la presidencia publicó en su página una fotografía del empresario saludando al presidente Peña en un evento bancario. Pasaron nueve días hasta que los medios mexicanos pudieron ponerle rostro al nombre del magnate. Es hora de que Germán Larrea dé la cara.  

Más información