Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
la muerte del primer banquero español

La mayor banquera del mundo

El relevo en la entidad supone la designación de Ana Botín como la primera directiva del sector bancario y una de las tres primeras ejecutivas de empresas

Ana Botín, en el entierro de su padre.
Ana Botín, en el entierro de su padre. EFE

Ana Botín se convirtió el miércoles en una de las mujeres más poderosas del mundo y entró en el podio de las principales ejecutivas globales al asumir la presidencia del Banco Santander. La estampa habitual en la que el Rey o el presidente del Gobierno se reúne con los principales empresarios de España ya tendrá una mujer tras el fallecimiento de Emilio Botín, su padre.
La decena de entidades que superan el tamaño del Santander en el mapamundi están presididos por hombres. De hecho, la presencia de una mujer en un puesto de tal calibre en la banca no es algo parecido a una rareza solo en España, sino en el conjunto de Europa: en el grupo de los 10 mayores bancos europeos, la presencia femenina en puestos directivos queda en el entorno del 5%, según los datos recopilados por Bloomberg.

La presidencia del Santander también implica que Ana Botín se ha convertido en la tercera ejecutiva más poderosa, en función de la capitalización bursátil del grupo que pilota (91.700 millones de euros). Solo la superan la presidenta ejecutiva de IBM, Virgina Rometty, ya que el gigante informático tiene un valor de mercado de 191.000 millones de dólares (147.800 millones de euros), y la del grupo Pepsico (107.000 millones de euros), Indra Nooyi.

Es de las mejores profesionales del país", dice la presidenta de Dia

Pero, en el caso del banco español, Ana Botín releva en el puesto a su padre, que a su vez también ocupó el puesto del suyo. “Es una de las mejores profesionales del país, ya ha demostrado su valía como ejecutiva, banquera y a la hora de formar equipos y de abrir nuevos mercados. Se merece la presidencia del banco más que nadie”, afirma con rotundidad por teléfono la presidenta de Dia, Ana María Llopis, quien fundó Openbank (el banco por Internet del Santander) y colaboró estrechamente con la directiva bancaria.

Llopis convive con Ana Botín en ese pequeño grupo de mujeres al frente de empresas del Ibex 35. Solo alrededor del 11% de los puestos de alta dirección de entre las grandes empresas cotizadas en Bolsa están ocupados por directivas, cuando más de una tercera parte de las plantillas son femeninas. Y, de entre los 100 consejeros mejor pagados, solo aparecen tres mujeres: Botín (4,8 millones), Eva Castillo (de Telefónica, 3,2 millones) y la presidenta de Bankinter, María Dolores Dancausa (un millón).

LAS MUJERES CON MÁS PODER

Estas son algunas de las mujeres colocadas al frente de empresas que tienen mayor facturación o valor en Bolsa:

  • Virginia Rometty, presidenta ejecutiva de IBM, con un valor bursátil de 147.800 millones de euros.

  • Indra K. Nooyi, de Pepsico, con un valor de cotización en Bolsa de 107.000 millones de euros.

  • Ana Botín, presidenta del Santander, con 91.700 millones de euros.

  • María Das Graças Foster, de Petrobras, con 91.600 millones de euros.

  • Meg Whitman, de Hewlett Packard, con 52.900 millones.

  • Mary Barra, al frente de General Motors, con 41.500 millones.

Después de Botín, la ejecutiva femenina al frente de la mayor compañía por valor de mercado en todo el mundo sería la presidenta de la petrolera brasileña Petrobras, Maria das Graças Silva. Sin embargo, si se usan parámetros como la facturación de las empresas, la mujer en el puesto más elevado sería Mary Barra, de General Motors, seguida de Meg Whitman, de Hewlett Packard, y de Virginia Rometty, de IBM, según el listado que elabora la revista Fortune.

La hasta ahora primera directiva de Santander UK salta al grupo de las mujeres con mayor poder económico en el ámbito privado. En el público, entre las más poderosas también figuran ahora mujeres: Christine Lagarde, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) y Janet Yellen, la presidenta de la Reserva Federal estadounidense (la Fed). Presumiblemente se colará en la parte alta de la clasificación que hace Forbes de las más poderosas del mundo en todos los ámbitos, lista que este año volvió a liderar la canciller alemana Angel Merkel, y que en la que están también la Reina de Inglaterra, Melinda Gates, Hillary Clinton y las citadas Lagarde y Yellen, entre muchas otras.

Llopis cree que el parentesco no va a pasarle factura a la hora de que se reconozca su gestión. “No va a encontrarse barreras por eso, su carrera es muy conocida ya en el sector, saben también que habla cinco idiomas, que ha hecho crecer al Santander en Reino Unido”, recalca.

El expresidente del Deutsche destaca que ha superado "éxitos y baches"

Enrique Casanueva, presidente de JPMorgan en España y Portugal, trabajó a las órdenes directas de Ana Botín en Santander Investment, a primeros de los noventa. En su opinión, la nueva presidenta del Santander “es una suerte para los accionistas y empleados de Santander: es la mejor para el puesto. Y lo es por su preparación, enorme empuje y capacidad de liderazgo. En el momento presente, su apellido ya no importa”, sostiene, y recalca que “la compañía Ford fue dirigida por un miembro de la familia Ford sólo mientras fue lo mejor para los accionistas”.

La nueva presidenta del Santander ha recibido estos días buenas palabras también de ejecutivos de fuera de España. “Ana Botín ya es una de las banqueras [en inglés, bankers, sin distinción de género] más respetadas del mundo”, dijo el primer ejecutivo de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein en un comunicado, el día en que se hizo público el nombramiento. En conversación telefónica con Bloomberg, el expresidente del Deutsche Bank, Josef Ackermann, también defendió que la primogénita de Emilio Botín “será una buena sucesora”. “Superó éxitos y baches durante su carrera que la hicieron más resistente y mejor preparada para este papel”, recalcó.

Más información