Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas aplaza la adopción de ayudas al sector agrícola tras el veto ruso

La UE pide a España "más datos" que acrediten la necesidad de incluir los cítricos en las medidas de urgencia

El comisario de Agricultura, Dacian Cioloş, el miércoles en Bruselas. Ampliar foto
El comisario de Agricultura, Dacian Cioloş, el miércoles en Bruselas. AP

Los ministros de Agricultura de los Veintiocho han pospuesto este viernes la adopción de ayudas al sector agrícola, golpeado por el veto ruso, hasta finales de septiembre. Los titulares del ramo volverán a reunirse en Milán "en veinte días", según ha señalado el comisario Dacian Cioloş, para decidir qué medidas deben ponerse en marcha. La UE también aplaza, por falta de datos, la decisión sobre la petición española de incluir cítricos, caquis y granadas en el paquete de asistencia urgente anunciado en agosto. Hasta ahora, la UE ha destinado algo más de 160 millones de euros en medidas de emergencia para estabilizar los precios en el sector.

Cioloş ha pedido a los representantes de los 28 Estados miembros "más datos" sobre el impacto real de las sanciones rusas en los próximos comités semanales de seguimiento y en la cita de Milán. Asimismo, el responsable comunitario de Agricultura ha invitado al Gobierno español a llevar a las próximas reuniones técnicas "cifras" que defiendan la necesidad de extender las medidas excepcionales a los tres subsectores mencionados. Al término de la reunión, la ministra española de Agricultura, Isabel García Tejerina, ha matizado que el hecho de no haber sido aprobadas en la reunión de este viernes "no significa que no se vayan a incluir" a corto o medio plazo.

En el plano de las ayudas directas, el comisario se ha mostrado partidario de actuar “con precaución” para evitar enviar señales de alerta al mercado y ha remarcado que solo se tomarán medidas si se producen fuertes caídas en los precios. De cara al encuentro de Milán, Cioloş también ha descartado la restitución total de las exportaciones, como pedían varios Estados miembros. “No es lo más apropiado, es una medida obsoleta”. La UE dobló el pasado miércoles —de 30 a 60 millones— los fondos destinados a la promoción de productos agrícolas, en su intento por ganar cuota en mercados alternativos al ruso.