Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vodafone España redujo un 70% el beneficio neto en el último ejercicio fiscal

La compañía gana en España 37,5 millones de euros en 2013, un descenso del 70%

Vittorio Colao, consejero delegado de Vodafone, este lunes en Santander.
Vittorio Colao, consejero delegado de Vodafone, este lunes en Santander. Getty

Vodafone pasa por su peor momento en España. La fuerte presión competitiva ha hecho que caigan año tras año el número de clientes, sus ingresos y la rentabilidad. Las últimas cuentas de la filial de la multinacional británica muestran ese deterioro. Vodafone España registró un beneficio neto en su último ejercicio fiscal de 2013 (de 31 marzo de 2013 a 31 marzo de 2014) de 37,5 millones de euros, lo que supone un descenso del 70% respecto al ejercicio anterior en el que la empresa ganó 125,5 millones de euros, según consta en las cuentas depositadas en el Registro Mercantil.

Se trata del tercer año consecutivo en el que la filial española de la primera operadora europea de móviles ve cómo su resultado neto cae más de un 40%. Además, desde el ejercicio fiscal de 2009, cuando la operadora cerró con unas ganancias netas de 963 millones, el resultado se ha desplomado un 96%.

La evolución de los ingresos es menos negativa, al descender un 13,2%, hasta los 4.080 millones. Una caída similar a la que experimentó la venta de terminales, de un 10,5%, hasta los 355 millones. El resultado de explotación se desplomó un 68,1% hasta los 94,8 millones. La caída de precios, la pérdida de clientes y el esfuerzo comercial han motivado el fuerte estrechamiento de los márgenes de beneficio.

La caída del beneficio en comparación con 2012 aún habría sido mayor si Vodafone no hubiera procedido a reformular sus cuentas de ese ejercicio, en las que el beneficio pasa de los 206 millones anunciados inicialmente a 125,5 millones. Con ello, Vodafone corrige la salvedad que apuntó Deloitte en su auditoría por registrar como activo financiero y no como gasto la tasa de 115 millones pagada para la financiación de RTVE. Deloitte entendía que una vez que la Comisión Europea decidió en julio de 2013 archivar el pleito interpuesto por las operadoras de móvil españolas sujetas al canon contra el modelo de financiación de RTVE aprobado por el anterior Gobierno, Vodafone debería haber reflejado esa resolución en sus cuentas como hecho posterior y dejar de computar esa cifra como un activo. Vodafone lo subsana ahora, pero recalca que seguirá con la reclamación judicial en España.

La plantilla media se redujo de 4.216 a 3.560 empleados fijos en el último año, debido al impacto que tuvo el expediente de regulación de empleo presentado por la compañía a principios de 2013, que incluía 620 despidos y 130 externalizaciones y que tuvo un coste de 60 millones.

La retribución al Consejo de Administración, integrado por cuatro miembros, subió un 28,5% hasta los 9 millones, 2 millones más que en el ejercicio anterior,

El grupo Vodafone anunció sus cuentas a escala mundial en mayo pasado, pero no facilita los resultados de sus filiales desagregados, por lo hay que esperar a que se publiquen en el Registro Mercantil.