Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia juzgará al dueño de Damm por blanqueo y fraude fiscal

Hacienda estima que la cuota defraudada en ocho años asciende a 66 millones de euros

El presidente de Damm, Demetrio Carceller Arce, su padre y otros dos imputados serán juzgados por delitos contra la Hacienda Publica y de blanqueo de capitales. Así lo ha decidido el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, una vez concluidas las investigaciones tras las que entiende que hay indicios para llevar a juicio al presidente de la cervecera.

En su auto, el juez explica que ha quedado acreditado que los imputados crearon una trama defraudatoria a la Hacienda Pública en relación al impuesto sobre la renta de personas físicas, el impuesto de patrimonio y el de sucesiones. Según relata, al menos desde 1990, el imputado Demetrio Carceller Coll ocultó su domicilio real, que estaba en España, con el objeto de ocultar sus rentas y su patrimonio al fisco español. Y lo hizo mediante estructuras fiduciarias radicadas la mayor parte de ellas en paraísos fiscales, "reinvirtiendo en las diversas sociedades controladas por él, las cuotas que, ejercicio tras ejercicio, se han ido defraudando a la hacienda publica española". Durante los ocho años investigados, entre 2001 y 2009, la cuota diferencial, según los informes de Hacienda, supera los 66 millones de euros.

Ruz considera que Carcelller Arce participó activamente en la gestión del patrimonio de su padre y señala que, especialmente, lo hizo "en las inversiones en Arizona, articulando junto con los otros imputados, las estructuras societarias para ocultar todas las rentas generadas". El magistrado ha adoptado esta decisión después que el Supremo anulara el auto de la Sala de lo penal que archivaba la causa, sobre el que recurrió la Fiscalía Anticorrupción.