Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cynk, suspendida en Bolsa por sospecha de estafa tras subir un 36.000% en el mes

Las acciones de la empresa de internet han pasado de 6 centavos a 21,95 dólares en semanas

La empresa Cynk ha sido suspendida este viernes de cotización por las autoridades estadounidenses tras subir un 36.000% en las últimas semanas. Esta sociedad, que cotiza en un mercado alternativo de Wall Street, ha llamado la atención de analistas, operadores de Bolsa y de los medios, también en España por su comparación con el fraude de Gowex, con este espectacular repunte. La sorpresa, sin embargo, ha llegado después, al analizar las cuentas depositadas ante la CNMV estadounidense: cero ingresos, cero activos, unas pérdidas acumuladas de 1,5 millones de dólares desde que empezó a cotizar en 2013 y un único empleado.

Pese a sus raquíticas cifras, la escalada de las empresa en Bolsa ha disparado su capitalización. Hasta antes de su suspensión, su valor bursátil rozaba presuntamente los 5.000 millones de dólares. Cynk es la responsable de la web IntroBiz.com, que ofrece a los usuarios la posibilidad de contactar con famosos y empresarios pagando 50 dólares.

Tras disparar las alarmas, la CNMV de Nueva York (la SEC) ha suspendido a primera hora de este viernes la cotización de sus acciones por la sospecha de que ha manipulado la información sobre las operaciones realizadas con sus acciones. El regulador advierte a operadores, intermediarios y accionistas que presten mucha atención a la información de la empresa, que tiene su sede en el paraíso fiscal de Belice.

Las acciones de Cynk se intercambiaban a 6 centavos el 17 de junio, tal y como habían hecho la mayor parte de los días desde que salieron al mercado a principios de 2013. Con ello, cumplían con la condición de Penny Stock (lo que en español se conoce como chicharro) y que hace referencia a esos valores muy baratos que sirven de campo de batalla para los especuladores. Apenas un mes después, sus títulos se llegaron a intercambiar este jueves a un máximo de 21,95 dólares y este viernes, antes de su suspensión, se vendían a unos 13 dólares en el mercado de futuros. El rallie, de hecho, se había acelerado en las últimas horas pese a los signos evidentes de que era poco más que una burbuja a tenor de sus cuentas.