Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amazon amenaza con llevarse el proyecto de los drones de reparto de EE UU

La empresa reclama poder saltarse la prohibición contra los vuelos comerciales no tripulados

Un drone volando en Manhattan.
Un drone volando en Manhattan. REUTERS

Amazon, que aspira a poder entregar sus paquetes con robots en un futuro, ha pedido permiso a las autoridades de aviación estadounidenses para empezar a hacer pruebas con sus drones en el exterior, según ha anunciado la empresa en un comunicado. "Estamos avanzando rápidamente en nuestra investigación y desarrollo del proyecto en nuestro laboratorio de Seatlle", añade la nota firmada por Paul Misener, quien deja caer que en caso de que el Departamento Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) no les dejen seguir adelante con la iniciativa, se la llevarán del país.

Para poder ser repartidas por los aviones no tripulados de Amazon, que alcanzan velocidades de hasta 80 kilómetros por hora (50 millas), tienen una autonomía de 16 kilómetros y cuentan con ocho hélices, los paquetes deben pesar menos de 2,3 kilos (5 libras). La empresa recuerda que el 86% de las mercancías que vende a través de la web son lo suficientemente ligeras como para ser transportadas por los drones, lo que agilizaría las entregas a los clientes.

Hasta ahora, indica Amazon, solo ha podido probar su sistema de reparto de drones en el laboratorio. Pero ahora tiene que dar el siguiente paso y ponerlos en práctica al aire libre, algo que prohíbe la ley. "Queremos seguir manteniendo el foco, los empleos y la inversión de este importante proyecto en Estados Unidos realizando operaciones al aire libre en las proximidades de Seattle", explica en el comunicado Misener, vicepresidente de la compañía. En este sentivo, destaca que en el equipo responsable del proyecto hay "expertos en robótica de reconocido prestigio internacional, científicos, ingenieros aeronáuticos y hasta un antiguo astronauta de la NASA". Hasta la fecha, ya han desarrollado ocho prototipos.

Sin embargo, la FAA ha prohibido la gran mayoría de vuelos comerciales hasta que no desarrolle la legislación sobre estos aparatos. En el caso concreto de Amazon, además, hace unas semanas la oficina federal advirtió de que el planteamiento del portal de usar los aparatos para realizar entregas de paquetes no ofrece todas las garantías.

Ante la presión de los aficionados al aeromodelismo, solo permiten volar aparatos en lugares no poblados y siempre a la vista del piloto. También han hecho una excepción para medio docena de empresas especializadas en vídeo y fotografía. Está previsto que la actualización de la ley, que ya fue revisada en 2012, no se complete hasta el próximo año. En España, el Gobierno también acaba de aprobar un marco regulatorio temporal para las operaciones realizadas con aeronaves no tripuladas.

Más información