Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Axia toca la campana como la sexta Socimi y con el mono puesto

Invertirá en edificios enteros prime ya alquilados de terciario, quiere añadir valor a un parque obsoleto de oficinas

Luis María Arredondo (izquierda) y Luis López de Herrera-Oria tocan la campana
Luis María Arredondo (izquierda) y Luis López de Herrera-Oria tocan la campana

Axia Real Estate ha tocado con fuerza la campana. Lo hacían al alimón su consejero delegado, Luis López de Herrera-Oria, y su presidente, Luis María Arredondo. Son dos profesionales de larga trayectoria en el mercado inmobiliario español que quieren mejorar el terciario con los 360 millones de euros del capital de la Socimi levantados a grandes fondos internacionales de inversión. Están Perry European Investments, Gruss Capital Management, Pelham Capital Management, T. Rowe Price y Taube Hodson Stonex.

252 millones estarán dedicados a comprar oficinas en Madrid y Barcelona, principalmente, algo en ciudades secundarias. "Compraremos siempre edificios enteros alquilados para optimizarlos y añadir valor. El parque de oficinas español está obsoleto porque en 7 u 8 años nadie ha remodelado los edificios alquilados", ha dicho Luis López de Herrera-Oria. Las compras de Axia en Madrid se centrarán en el eje Castellana y algo de Serrano, también en el Campo de las Naciones, "una zona muy consolidada, siempre iremos a zonas prime". En Barcelona, comprarán en el exclusivo barrio 22@, en Diagonal, en Passeig de Gracia y en Sant Cugat.

Otro 15% de la cartera estará formada por naves industriales y plataformas logísticas, sobre todo en Madrid, Barcelona y Zaragoza. Axia ya estudia fórmulas para comprar plataformas logísticas a operadores que quedarían como inquilinos. El restante 15% estará invertido en centros comerciales.

El principal activo de Axia es su equipo directivo "de larga y probada trayectoria en el inmobiliario, yo llevo 45 años en el sector", asegura Luis Arredondo, expresidente y ceo de Urbis, entre otras cosas. La transparencia que las reglas escritas de las Socimi y el obligado dividendo son, para Luis Arredondo, las mejores bazas del vehículo inversor que ya tiene seis sociedades cotizadas (tres son patrimonios familiares y están en el Mercado Alternativo Bursátil), además de Hispania que ahora cotiza como sociedad para convertirse en Socimi cuando tenga avanzada la inversión prevista.

"Analizar la trayectoria de los gestores de las Socimi para comprobar su calidad", es el consejo dado por Luis Arredondo a los inversores, porque "una mala inversión realizada en el sector inmobiliario es irrecuperable".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información