Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La venta de coches sube un 17,8% en el primer semestre del año

Este crecimiento se explica por el turismo y los planes de renovación impulsado por el Gobierno

Un trabajador en una cadena de montaje de una factoria en Valencia.
Un trabajador en una cadena de montaje de una factoria en Valencia.

El mercado español de turismos ha cerrado junio con una nueva subida de las ventas al computar 23,9% matriculaciones más que en el mismo mes de 2013, lo que supone un total de 90.158 unidades (72.771 en 2013). Las asociaciones de fabricantes (ANFAC), vendedores (Ganvam) y concesionarios (Faconauto) destacan que, con el repunte de junio, el primer semestre acaba con 454.942 unidades vendidas, lo que equivale a un alza del 17,8% gracias al Plan PIVE para la renovación del parque móvil.

Con el mes de junio, las matriculaciones de turismos mantienen una secuencia de diez meses consecutivos de crecimiento, aunque el mercado global y los registros mensuales están lejos aún de los marcados antes de la crisis.  

Anfac, Faconauto y Ganvam destacaron el "comienzo espectacular" de la sexta edición del Plan PIVE, que cuenta ya con 9.000 reservas en sólo tres días y resaltaron que estos pedidos generarán una actividad económica de 120 millones de euros y una fiscalidad directa de unos 25 millones de euros.

En este sentido, indicaron que el programa de incentivo está siendo un elemento "dinamizador" del mercado y señalaron que un país con una demanda sólida de vehículos ofrece una "señal muy positiva" para los inversores internacionales, que mantienen la confianza en las fábricas españolas.

David Barrientos, director de Comunicación de Anfac, apuntó que los planes PIVE posicionan a España como el mercado europeo que mejor tendencia muestra en los últimos meses y resaltó que se han superado las 90.000 unidades vendidas en un mes por primera vez desde 2010.

Por su parte, Juan Antonio Sánchez Torres, presidente de Ganvam, aseguró que el comportamiento del mercado indica que las ayudas deberían renovarse con agilidad y de forma "concatenada" hasta que se produzca una recuperación del consumo.

"Una cuarta parte de las ventas que hemos hecho los concesionarios en junio han sido en los dos últimos días hábiles del mes. La tardía puesta en marcha del PIVE 6 nos ha obligado a correr para tramitar, desde el pasado viernes, el mayor número de operaciones pendientes para nuestros clientes, pero ha llegado justo a tiempo para salvar el mes", ha subrayado el presidente de Faconauto, Jaume Roura.

Más diésel que gasolina

Durante el primer semestre de 2014, el 33,3% de las ventas correspondieron a vehículos de gasolina, mientras que el 65,5% fueron diésel y el 1,2% restante, híbridos y eléctricos. En junio, el porcentaje de coches de gasolina fue del 34,3%, el de diésel, del 64,6%, y el eléctricos e híbridos, del 1,1%.

La práctica totalidad de los segmentos de mercado experimentaron crecimientos durante el pasado semestre, con la excepción de los vehículos deportivos y los de tamaño medio-alto, con bajadas del 13,2% y del 1%, respectivamente. En junio, los segmentos de todoterrenos de tamaño grande, así como de modelos deportivos, el de monovolúmenes grandes y el medio-alto registraron bajadas de ventas, mientras que el resto de segmentos crecieron.

Vehículos de más de 10 años

El Plan PIVE 6 mantiene los elementos fundamentales de los anteriores programas. La cuantía de la ayuda pública aportada por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo es de 1.000 euros por vehículo, a los que se sumará el descuento que ha de aplicar el fabricante que será, como mínimo, de otros 1.000 euros.

Para el caso de familias numerosas y exclusivamente para vehículos con más de cinco plazas y para las personas discapacitadas con movilidad reducida que adquieran vehículos adaptados, se eleva la ayuda pública a 1.500 euros, así como el descuento que ha de aplicar el punto de venta, resultando una cuantía para los beneficiarios de al menos 3.000 euros.

El precio del vehículo nuevo no podrá exceder de los 25.000 euros antes de IVA. Se exigirá como condición para disfrutar de la ayuda que el comprador entregue en el punto de venta la fotocopia del recibo del pago del Impuesto de circulación del vehículo achatarrado, actualizado como mínimo al año 2013.

Más información