CUENTAS DEL ESTADO

El déficit público autonómico hasta abril aumenta un 60% respecto a 2013

El aumento de recaudación del Estado permite reducir el desfase conjunto al 1,2% del PIB

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.EFE

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, argumenta en las últimas semanas que la recuperación de los ingresos tributarios es lo que le permitiría mantener la anunciada rebaja fiscal en los impuestos de la renta y sociedades (unos 9.000 millones menos de recaudación en dos años, según sus cuentas) sin tener que compensarla con nuevos recargos. Los últimos datos, difundidos este martes, corroboran que la recaudación mantiene el pulso; en los cinco primeros meses, los ingresos tributarios crecen un 4,5% respecto al mismo periodo de 2013. Pero algo no cuadra en las cuentas autonómicas, con un desfase que no deja de crecer respecto al año pasado.

Por como está diseñado el sistema de financiación autonómica, las comunidades no se benefician de inmediato de un aumento de la recaudación por encima de lo previsto, como el que Hacienda defiende que está ocurriendo. Sin el alivio de este repunte de ingresos, el déficit autonómico sigue al alza. Hasta abril, según las cuentas divulgadas ayer por Hacienda, las comunidades acumulan un déficit público de 4.471 millones (0,43% del PIB), un 60% más que en los cuatro primeros meses de 2013 (2.804 millones, un 0,27% del PIB).

Fuente: Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.
Fuente: Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

Esta cifra de déficit es, además, menor de la real, ya que hay varias comunidades (Baleares, Cataluña, Murcia y Comunidad Valenciana) que han recabado anticipos del sistema de financiación. Sin el adelanto de estos recursos (que se restan de la cantidad asignada a la comunidad para el conjunto del año), el déficit conjunto de las comunidades autónomas rozaría ya los 5.860 millones de euros, equivalente al 0,56% del PIB (frente al 0,42% del PIB en abril de 2013, también descontados los anticipos). Es decir, en solo cuatro meses, el conjunto de las comunidades autónomas habría alcanzado ya la mitad del objetivo, un 1% de déficit, que el Gobierno les fijo para este año.

Más información
El Gobierno recorta las deducciones fiscales para salvar el déficit público
El Estado modera el déficit en abril hasta el 1,36% del PIB
Uno de cada seis Ayuntamientos reduce la deuda pública en 2013

Las comunidades lograron por primera vez rebajaron su desfase público, del 1,7% al 1,5% del PIB. De hecho, fueron las Administraciones autonómicas y locales las que, con su aportación, explican que el déficit público español bajara del 6,8% al 6,6% del PIB el año pasado. Pero la evolución de las cuentas autonómicas en los primeros meses de 2014 apuntan a un nuevo desvío sobre las previsiones.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

De hecho, ya hay dos comunidades, Extremadura (-1,1% del PIB) y Murcia (-1%), que han llegado al objetivo establecido para todo el año en estos primeros cuatro meses. Y Cataluña, Comunidad Valenciana o Baleares ya tienen un déficit superior el 0,8% del PIB. A estas alturas del año, solo Asturias y País Vasco logran evitar los números rojos.

En el desvío de las cuentas autonómicas pesa tanto la disminución de ingresos (-1,6%) como el aumento del gasto (2,1%) respecto al mismo periodo de 2013. Y no es fácil que la trayectoria se corrija, con las elecciones autonómicas a un año vista. En 2010 y 2011, la cercanía de la contienda electoral impulsó el gasto autonómico. Con el derrumbe de los ingresos que propició la crisis, el déficit de las comunidades llegó en aquellos años al 3,5% del PIB.

Los responsables de Economía y Hacienda de las comunidades autónomas se reunirán con el Gobierno mañana en el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Sobre la mesa estará el impacto en las comunidades de la propuesta de reforma fiscal de Montoro. De aquí a final de año, las comunidades, a las que les corresponde el 50% del IRPF, tendrán que concretar si replican la nueva escala establecida por Hacienda en el tramo autonómico (menos tramos y tipos más bajo), o si mantienen los recargos que aprobaron buena parte de ellas en 2012, que en algunos casos supone elevar los tipos aplicados en cuatro puntos porcentuales. Las comunidades y el Gobierno, además, tendrán que afrontar la subida de impuestos ambientales (unos 2.000 millones más en recaudación) que el Ejecutivo ha prometido a Bruselas, pero que deberían aprobar los gobiernos autonómicos.

En el conjunto de las Administraciones Públicas, el aumento de la recaudación del Estado permite compensar el desvío de las comunidades, de modo que, hasta abril, el déficit público español es menor (1,2% del PIB) que el del año pasado (1,4%). El objetivo conjunto es situar el déficit a final de 2014 en el 5,5% del PIB, frente al 6,6% del año pasado. Aquí, el nuevo cálculo del producto interior bruto (por cambios metodológicos y la estimación de actividades ilícitas, como la prostitución o el tráfico de drogas) a partir de septiembre facilitará en tres décimas la rebaja.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS