Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los cereales esquivan la subida de precio pese a caer la producción casi un 25%

Las buenas producciones en el exterior van a marcar las cotizaciones en el mercado interior

Un campo de trigo
Un campo de trigo Cordon Press

La producción de cereales de invierno durante esta campaña —cuando ya se han iniciado las tareas de recolección en las provincias del sur— experimentará una reducción superior al 20%, según las estimaciones del sector, de los analistas y de los operadores de los mercados. Este año las previsiones apuntan a que se producirán solamente entre 14 y 15 millones de toneladas de cereales, frente a la cosecha de 19,4 millones de toneladas recogida durante la campaña de invierno pasado.

A pesar de esta fuerte caída, las previsiones de los analistas apuntan a que los precios se mantendrán estables, en el mejor de los casos, o ligeramente a la baja para los agricultores, con unas cifras en el mercado de futuros de 192 euros por tonelada para los trigos, unos 185 euros por tonelada para el maíz y 170 euros para la cebada. Estos precios podrían mantenerse durante los próximos meses.

Las buenas producciones en el exterior van a marcar las cotizaciones en el mercado interior, donde resulta indispensable importar 5,2 millones de toneladas de maíz y otros 3,5 millones de toneladas de trigos blandos para abastecer la demanda, según Infomarket.

La falta de lluvias en primavera no tuvo apenas un impacto negativo sobre las cosechas cerealistas en Extremadura y en Andalucía, debido al estado avanzado de los cultivos. En estas zonas se esperan unos resultados similares a la producción de la campaña pasada. Por el contrario, los daños han sido especialmente graves en las provincias del centro peninsular. Desde Albacete a la zona sur de Castilla y León, y Aragón las cosechas de cereales han sufrido pérdidas. No obstante, en las provincias al norte del Duero las lluvias de las últimas fechas han supuesto una mejora de las perspectivas de cosecha.

Las previsiones apuntan a que se producirán solamente entre 14 y 15 millones de toneladas de cereales

La campaña pasada se saldó con una producción de 19,4 millones de toneladas, de las que algo más de 10 millones correspondieron a cebada; 6,67 millones, a trigo blando; 905.000 toneladas, al trigo duro, y 1,5 millones a otras producciones de cereal como avena, centeno y triticale.

Pero la producción menguará esta campaña, según las Cooperativas Agroalimentarias, que calculan que la cosecha de trigo blando ascenderá a 5,6 millones de toneladas, 0,67 millones en trigos duros, 6,95 millones de cebada y 1,5 millones de toneladas de otros cereales. En total, 14,8 millones de toneladas, con una caída del 24% sobre la campaña anterior. Para los almacenistas de cereales, la cosecha será solamente de 13,97 millones de toneladas, con un descenso del 28%, según su primera estimación. Los operadores de Infomarket estiman que la producción de esta campaña ascenderá a 13,7 millones de toneladas.