Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La justicia griega declara la privatización del agua anticonstitucional

La externalización viola el principio que obliga al Estado a velar por la salud de sus ciudadanos

Se trata de uno de los principales proyectos de venta acordados con la troika de acreedores

Un hombre vota en los comicios regionales en Tesalónica.
Un hombre vota en los comicios regionales en Tesalónica. AP

Mientras la izquierda griega, unida contra la austeridad y liderada por Alexis Tsipras, celebraba la victoria en las elecciones europeas, el Tribunal Supremo Administrativo del país mediterráneo declaraba este lunes anticonstitucional la privatización de la compañía de aguas de Atenas EYATH, uno de los principales proyectos de venta acordados con la troika de acreedores. Según la sentencia, que se publicará en el plazo de un mes pero que fue filtrada a los medios, la privatización de EYATH viola el artículo de la Constitución que obliga al Estado a velar por la salud de sus ciudadanos.

En concreto, según el tribunal, la venta violaría los artículos 5 y 21 de la Constitución, que estipulan que la salud debe ser protegida y que el Estado debe velar por el buen estado de la sanidad de los ciudadanos.

El tribunal aceptó el recurso de un grupo de ciudadanos atenienses, quienes pedían la anulación de la cesión al Fondo de Gestión de la Propiedad Privada del Estado (TAIPED) del 34 % de EYDAP para su posterior venta.

Actualmente el Estado griego posee el 61 % del capital de EYATH; el resto está en manos privadas, entre las que figura un fondo de riesgo propiedad del multimillonario estadounidense John Paulson (10,5 %). La privatización, acordada con la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo, Fondo Monetario Internacional), fue rechazada hace ocho días por una abrumadora mayoría del 98 % en un referéndum local no reconocido por el Gobierno del conservador Andonis Samarás.