Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES EUROPEAS 2014

El pacto salarial entre sindicatos y empresarios está lejos

Los líderes de los agentes sociales debaten sobre el mercado laboral en Europa y España

Sindicatos y empresarios están comenzando las negociaciones para un nuevo pacto salarial. Y a tenor de las posiciones de las que parten no será fácil llegar a un punto en común, por lo visto en el debate sobre el mercado laboral en Europa y España que los líderes de CEOE, Juan Rosell; Cepyme, Jesús Terciado; CC OO, Ignacio Fernández Toxo, y UGT, Cándido Méndez, organizado por El País a raíz de las elecciones europeas que se celebrarán el próximo 25 de mayo.

“Un acuerdo salarial sería conveniente, pero no puede ser cualquiera”, ha dejado claro el líder de CC OO, Fernández Toxo. Tanto él como Méndez creen que ha llegado el momento de que los salarios comiencen a crecer para impulsar la demanda interna y se cree empleo.

La discrepancia con las patronales llega por un diagnóstico diferente de cual es la ruta para la recuperación. Los empresarios, por ahora, defienden que todavía es momento de mantener a raya los costes laborales para que las empresas españolas puedan exportar y así aumentar su facturación y, después, sus plantillas. “Ojalá”, han respondido Rosell y Terciado, cuando se les ha preguntado si era el momento de que los sueldos, tras años a la baja, comiencen a subir. Una respuesta en la que está implícita la negativa a que ese incremento deseado comience ya.

No es el único punto en que hay diferencias entre unos y otros. También las hay en la visión sobre las políticas de austeridad. “Lo que se ha impuesto y con particular dureza en los países del sur tiene por parte de la troika un error monstruoso”, ha criticado Méndez, que defiende la propuesta de la Confederación Europea de Sindicatos que implica movilizar unos 250.000 millones de euros al año en todo el continente para crear sobre 11 millones de empleo.

Los empresarios, en cambio, apuestan por contención del gasto público y las rebajas fiscales para que las empresas creen empleo. “Estar en Europa es demasiado caro”, ha afirmado Rosell, que ha esgrimido un informe que calcula que las trabas a la producción en Estados Unidos suponen el 1,5% frente al 3% en Europa.

Por lo que respecta a Jesús Terciado, ha reclamado más facilidades para el acceso al crédito a las pymes como una forma de que el millón y medio de esta empresas que hay en España comiencen a recuperarse y contratar.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >