Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El futuro está en sus manos

Última entrega del concurso Consejero delegado por un día, iniciativa organizada por EL PAÍS y las consultoras Ray Human Capital y Odgers Berndtson

Son el futuro. Los jóvenes que algún día se sentarán en los sillones de mando de las principales empresas españolas. Los 18 universitarios que han participado en la cuarta convocatoria de Consejero delegado por un día,iniciativa organizada por EL PAÍS y las consultoras Ray Human Capital y Odgers Berndtson, han mostrado sus dotes de liderazgo y su capacidad de adaptación. Por eso, entre otras cosas, fueron elegidos por las compañías de selección para ser la sombra de los máximos responsables de empresas de primera fila como Coca-Cola, Amazon, Banco Popular, Ikea, Siemens, Danone, Ford, MSD, Universidad Europea, Ono, Campofrío, Axa, Bertelsmann, Bodejas Riojanas, Mutua Madrileña o Toyota durante una jornada. Los universitarios Luis Socías y Sergi Bastardas son los últimos en afrontar la cuarta edición del concurso. En este caso con los dirigentes de Vodafone, Antonio Coimbra, y Zurich Seguros, Julián López Zaballos. Al igual que los 16 jóvenes restantes, han aprendido mucho tras compartir este día de trabajo con ellos. Un paso más para ese liderazgo para el que se preparan, que ahora está más cerca.


 

 ANTONIO COIMBRA Vodafone

“El éxito siempre  va acompañado de mucho trabajo”

 Antonio Coimbra, consejero delegado de Vodafone, dice que la suerte en la vida no llega sola: “Siempre va acompañada de mucho trabajo, al igual que el éxito”. Sus palabras son clave para Luis Socías Uribe, estudiante que cursa el cuarto año del doble grado de Administración y Dirección de Empresas y Derecho en la Universidad de Deusto, que ha acompañado al directivo durante más de ocho horas en una exhaustiva jornada de trabajo. “El cambio constante y la innovación son los elementos que hay que combinar junto con el esfuerzo para triunfar como profesional”, añade el estudiante.

Luis Socías posa junto al consejero delegado de Vodafone, Antonio Coimbra. ampliar foto
Luis Socías posa junto al consejero delegado de Vodafone, Antonio Coimbra.

En un entorno cambiante y con una tasa de paro juvenil que rebasa el 55%, Coimbra ve el panorama con optimismo. “Estamos por iniciar un nuevo ciclo de crecimiento que tiene que ver con el repunte de la economía y en donde las tecnologías van a propiciar este repunte”, dice el consejero delegado.

Luis ha sido testigo del cambio que está viviendo la empresa después de la compra de Ono. Ha tenido reuniones con el equipo de marketing y ha visto en primera fila cómo se gestiona la marca frente a los competidores. “El ejercicio me ha parecido espectacular y está muy bien pensado porque la firma pregona los valores de innovación”, resalta.

Coimbra destaca la aportación que tienen los jóvenes en una empresa como Vodafone. La firma, explica, incorpora anualmente a 50 personas salidas de las universidades para refrescar la plantilla. “Tienen la mente limpia, son de las personas que aportarán mucho mayor valor desde el conocimiento y dedicación, hasta la perspicacia para entender a los clientes”, afirma Coimbra.

Luis sabe que para llegar a un puesto de alta dirección hay que saltar muchos obstáculos: “Veo en la crisis una oportunidad para formarme y destacar respecto al resto”. Antes de finalizar el día, Coimbra le da un último consejo: “Siempre hay que usar la inteligencia, saber aterrizar las ilusiones, adaptarse al entorno, aportar valor y preguntar. Todo está permitido: trabajo, dedicación y mucha curiosidad”.


 

JULIÁN LÓPEZ ZABALLOS Zurich

“Hay que saber motivar, pero también castigar”

Pese a su juventud, a Sergi Bastardas (Manresa, 1972) hay cosas que no se le escapan. Por ejemplo, que “no tendemos a pensar en las cosas complicadas por las que tiene que pasar un cargo directivo, pese a que siempre las hay”. Es consciente de lo que supone estar al frente de una compañía o al menos no le viene de nuevo cuando se lo dice el consejero delegado de Zurich Seguros España, Julián López Zaballos, tras pasar juntos una jornada completa: “Este puesto tiene una dificultad; igual que tienes que saber motivar también debes saber castigar”. Se refiere a esos momentos en los que supuestamente los empleados no responden e incluso se debe despedir, cosa que López confiesa haber hecho “bastante”. “Lo más complicado es cuando tienes que despedir a gente a la que tú habías seleccionado para un cargo, es entonces cuando tu ego se rompe”, dice este ejecutivo con décadas de experiencia en una gran multinacional del seguro.

Julián López Zaballos, máximo responsable de Zurich, bromea con Sergi Bastardas. ampliar foto
Julián López Zaballos, máximo responsable de Zurich, bromea con Sergi Bastardas.

López explica que, con el tiempo, “no te importa tanto qué dirán respecto a las decisiones que tomas, sino lo que es mejor para la organización”. En todo caso, aconseja a Bastardas que, llegado el caso, “se rodee de un equipo potente del que se fíe, que intente divertirse porque es una vida muy dura [la de directivo] y que si no se divierte, se vaya” y busque otros caminos para su carrera profesional.

A este alumno de Dirección de Empresas de Esade le gustaría algún día dirigir una compañía aunque no sabe en qué sector. “No me interesa tanto el poder, sino el placer de gestionar a personas”, apunta Bastardas, a quien le “gratificaría bastante salir de la zona de confort”, es decir, trabajar en cualquier país que no sea España.

El consejero delegado de Zurich asume que el cargo supone echarle muchas horas, lo que acaba convirtiendo el trabajo “en tu vida, aunque haya otras cosas”. Pide reflexión al respecto y subraya que “es muy importante sacar horas para estar fuera de la compañía y poder pensar en otras cosas”. “Es imprescindible”, dice, pese a que acostumbra a dejar su oficina muy tarde por la noche.