Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Actitud y motivación para asumir el liderazgo

Esas son las claves del éxito futuro de los jóvenes, según los directivos que participan en el concurso Consejero delegado por un día

A ser jefe no se llega sin luchar por conseguirlo. Sin una actitud positiva y la motivación necesaria. Esta es una de las principales recetas que han aprendido los 18 jóvenes universitarios seleccionados para compartir una jornada con los responsables de alguna de las mayores empresas de España de ellos. El concurso Consejero delegado por un día, organizado por EL PAÍS y las consultoras Ray Human Capital y Odgers Berndtson, atraviesa su cuarta edición. Un momento en el que ha quedado patente la necesidad de los jóvenes de formarse y formar parte de un mundo global. Ferran Guedea, que ha sido la sombra del máximo dirigente de Danone en España, quiere vivir un año en Estados Unidos. Algo que Ignacio Lacasta, que ha acompañado al consejero delegado de Banco Popular, ya lleva puesto, porque ha residido en Chile varios años, lo que le ha permitido ser más versátil y adaptable, dice. “La gente que ha estado en distintos países tiene una visión más abierta del mundo”, apoya el máximo ejecutivo de la entidad financiera, Francisco Gómez.

Y eso es en gran parte lo que buscan las empresas de sus empleados actualmente. Apertura, iniciativa y dinamismo. Así lo afirma el director general de Amazon España, François Nuyts, cuya joven empresa no ha dejado de contratar personal desde que se implantó en el país y lo sigue buscando. También el consejero delegado de Ford, José Manuel Machado, para quien la actitud viene antes que los conocimientos.

La actitud es la que ha llevado a Ignacio Lacasta, después de pasar dos jornadas con Francisco Gómez, a ser contratado como becario por Banco Popular. El joven ha sorprendido al ejecutivo por la claridad con la que dice las cosas. Y por su defensa del sector bancario: “Las entidades tienen que comunicar lo que hacen. Los bancos dan créditos y la gente tiene que ser consciente de que tienen interés por concederlos; eso es lo que yo he percibido desde dentro, en contra de la opinión generalizada”, explica el estudiante, a sabiendas de la importancia de la comunicación entre un jefe y su equipo, otro de los puntos clave que han aprendido los universitarios participantes en el concurso Consejero delegado por un día. Para ser directivo hay que saber gestionar una plantilla, destinar tiempo a hablar con las personas que la forman y ser empático. El jefe tiene que conocer el negocio y dar soluciones a sus empleados. Una labor para la que los jóvenes empiezan a prepararse.


FRANCISCO GÓMEZ Banco Popular

“Trabaja, predica con el ejemplo y dedica tiempo al equipo”

Ignacio Lacasta Ibarrola está a punto de concluir la jornada junto a Francisco Gómez. Un banquero de raza. El estudiante de la doble licenciatura de Administración de Empresas y Derecho está impresionado, a sus 22 años, por la cercanía que desprende el consejero delegado de Banco Popular; nada parecido a lo que esperaba cuando supo que iba a convertirse en su sombra durante un día. Pero Gómez está tan impresionado como el joven. En su caso, “por la extraordinaria capacidad de comunicación” que despliega el universitario. “Ya nos ha pedido trabajo”, relata el banquero sin disimular su agrado.

Francisco Gómez, consejero delegado de Banco Popular, posa con su pupilo Ignacio Lacasta. ampliar foto
Francisco Gómez, consejero delegado de Banco Popular, posa con su pupilo Ignacio Lacasta.

El estudiante ha podido comprobar cómo toma las decisiones un consejero delegado, que era lo que más le intrigaba de un trabajo de tanta responsabilidad, al que desea optar en el futuro. “Tiene muchas cosas en la cabeza y está perfectamente al día de todos los asuntos. Conoce muy bien la casa. La gente va a hablar con él sin miedo, en busca de soluciones”, explica Ignacio, al tiempo que se acuerda del primer acercamiento que tuvo a Gómez, en la convención del banco, con 2.500 personas, a la que fue invitado y donde se dio cuenta de que la entidad “es todo lo contrario a un banco conservador”.

Habla tan bien que el consejero delegado del Popular exclama: “¡Contratado!”. Y ese ha sido justamente el destino de Lacasta, tras impresionar a Gómez. Él quería trabajar en el sector financiero, que reconoce está hecho unos zorros, “pero ha evolucionado tanto que es mucho más fácil que las personas jóvenes seamos quienes afrontemos los cambios para mejorar su imagen”, dice Lacasta. Francisco Gómez se queja de que en la crisis financiera se esté tratando a todas las entidades por igual (“nosotros no hemos necesitado ayudas públicas”, presume) y da sus últimos consejos al universitario: “Para liderar un banco hay que conocerlo bien, trabajar, predicar con el ejemplo y dedicar mucho tiempo a las personas”.


 JÉRÔME BOESCH Danone

 “Intenta fomentar  la participación de la gente”

 “Hay gente que se pone retos muy importantes; yo solo pensaba en hacer bien el trabajo de hoy para tener facilidades el día de mañana. A partir de ahí van surgiendo las oportunidades”. Ferran Guedea escucha con una sonrisa las palabras de Jérôme Boesch, director general de Danone en España. A sus 23 años confiesa: “Me encantaría ser alguien con grandes responsabilidades. No solo se trata de ser director general, sino que mis opiniones cuenten algo”. Está a punto de finalizar una intensa jornada en una multinacional del sector del gran consumo, donde le gustaría trabajar algún día si tuviera la oportunidad.

Ferran Guedea comparte sonrisas con Jérôme Boesch, director general de Danone. ampliar foto
Ferran Guedea comparte sonrisas con Jérôme Boesch, director general de Danone.

Boesch remarca a su pupilo que lo importante, estando en lo alto del escalafón de una corporación, es “gestionar el talento, intentar fomentar la participación de la gente para que se sienta a gusto”. Es, en su opinión, “lo más complicado: transmitir tus ideas, saber motivar y hacerles ver que su trabajo forma parte de una misión”.

Pero ese “buen ambiente no quiere decir que no tomemos decisiones difíciles”, dice el ejecutivo de Danone en referencia a los despidos. “Hay maneras y maneras de ejecutar decisiones como las de un despido”, de la que asume que es una situación “muy desagradable que hay que hacerla muy bien”. Sobre los despidos, Guedea, futuro ingeniero industrial, los asume como algo normal: “Entiendo que esto no es una ONG y si un trabajador no cumple...”, argumenta.

Respecto a la crisis, Guedea la afronta con “respeto”, pero sin miedo. “Hay que ser realista pero también consciente de que si crees en lo que haces, las cosas acaban saliendo bien: te lo has ganado”. Y, sobre todo, cree que las fronteras no serán un obstáculo en su carrera profesional. “Si buscas oportunidades, que no haya fronteras. Es fantástico”, dice este joven, que tiene intención de vivir un año a Estados Unidos.


FRANÇOIS NUYTS Amazon

“Seleccionamos a personas proactivas y dinámicas”

A François Nuyts no le van el traje y la corbata. Prefiere acudir a su pequeño despacho, acristalado y rebosante de papeles, en vaqueros y camisa. Eneko Holgado, el estudiante que ha acompañado al director general de Amazon en España durante todo un día, se ajusta a la perfección al espíritu joven de la empresa, tanto en atuendo como en actitud. “Eneko tiene muchas características que le hacen encajar en Amazon”, garantiza el ejecutivo. “Es activo, analítico y curioso”, detalla.

El estudiante Eneko Holgado junto a François Nuyts, director general de Amazon en España ampliar foto
El estudiante Eneko Holgado junto a François Nuyts, director general de Amazon en España

Con 22 años y una futura doble licenciatura en Ingeniería en Tecnologías Industriales y Administración de Empresas, no logra ocultar su entusiasmo. Pese a mostrarse tranquilo al lado de Nuyts, sus palabras se atropellan en el afán de describir “la buenísima impresión” que se llevará de la empresa. “Creo que pego con la filosofía de Amazon”, comenta Eneko, que ya antes de pasar una jornada con el jefe había fichado a la compañía de comercio electrónico. “Me gustaría trabajar aquí”, asegura. “¿Por qué? Porque estar con gente competente es la mejor manera de aprender y llegar al éxito”, dice convencido.

El estudiante bilbaíno no ha dejado escapar la oportunidad, y, entre una reunión y otra, ha investigado sobre los perfiles más demandados por la empresa. “En Amazon hay que tener pasión por mejorar la experiencia del cliente”, manifiesta Nuyts contundente. Para lograrlo, explica, “seleccionamos a personas con alto potencial, proactivas y dinámicas”. Enseguida, recuerda que este año Amazon ha contratado 23 profesionales al mes en España.

Al escuchar estas palabras el entusiasmo de Eneko crece. Una vez terminada la carrera pretende lanzarse al mundo laboral, pero más adelante no descarta montar una empresa. Y no necesariamente en el ámbito de la ingeniería. “Siempre quise tener mi restaurante”, dice. Y quizá su experiencia en Amazon le ayude. “Yo amo cocinar, lo vamos hablando”, le propone Nuyts entre risas.


 

JOSÉ MANUEL MACHADO Ford

“Ponte a trabajar en algo que realmente te atraiga”

Pese a sus 23 años, Carlos Torresano se mimetiza perfectamente entre los directivos de Ford. Seguro dentro de su traje, el estudiante de Ingeniería Industrial parece sentirse a gusto mientras sigue todos los movimientos de José Manuel Machado, consejero delegado de la compañía automovilística en España. “La reunión a la que asistí esta mañana parecía de película”, relata satisfecho el joven, que en junio terminará sus estudios en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería (ICAI), de la Universidad Pontificia de Comillas.

Carlos Torresano posa con José Manuel Machado, consejero delegado de Ford ampliar foto
Carlos Torresano posa con José Manuel Machado, consejero delegado de Ford

Sin esconder en ningún momento el entusiasmo, delatado por una sonrisa que nunca le abandona, Carlos cuenta que decidió ser ingeniero porque desde pequeño estuvo interesado en descubrir cómo funcionan las cosas. Su pasión, sin embargo, no le supone una limitación a la hora de buscar trabajo. “Estoy abierto a otros campos; hay muchos sectores que mueven las empresas, como el marketing o incluso la comunicación”, precisa. En un futuro confiesa que no rechazaría estar al frente de una compañía como Ford. “Es una empresa muy grande que ahora mismo está liderando un cambio positivo en la industria del automóvil”, explica sin titubeos.

Con aire jovial, Machado relata anécdotas sobre su experiencia laboral previa al ingreso en Ford, y con un tono entre paternal y profesional anima al joven ingeniero: “Es muy importante que trabajes en algo que realmente te atraiga, para que puedas dedicarle el esfuerzo extra necesario para triunfar en la vida”. Para el ejecutivo, la actitud viene antes que los conocimientos. “Hay que ser valiente y arriesgarse”, resume tras remarcar la buena disposición demostrada por el estudiante durante los encuentros matinales. “Es inquieto y tiene ganas de ver las cosas de otra forma”, señala. Carlos, que es todo oídos, no tiene inconvenientes. “Si soy feliz en mi trabajo no necesito buscar otra cosa”, dice complacido.