Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Atento retoma en EE UU sus planes de salida a Bolsa

Bain Capital, el dueño de la empresa de atención al cliente, recupera la operación que Telefónica que intentó sin éxito en 2011

Atento retoma los planes de salida a Bolsa que Telefónica no pudo llevar a cabo cuando la empresa de atención al cliente pertenecía al grupo español. Bain Capital, que compró la firma en diciembre de 2012 por 1.051 millones de euros, ha decidido sacar a Bolsa una parte del capital aún por determinar aunque ha elegido Wall Street para el estreno en los mercados, en una operación en la que pretende captar 300 millones de dólares (216 millones de euros).

Telefónica intentó la salida a Bolsa de su filial en junio de 2011, pero la tormenta que sacudía los mercados por la crisis de deuda y el potencial rescate de la economía española dieron al traste con el intento de colocar un 51% del capital. Ni la rebaja final del 10% del precio de la acción, hasta los 17,25 euros, que suponía una valoración de la empresa de 1.035 millones de euros, logró captar la demanda suficiente de los inversores institucionales. Entonces, algunos analistas apuntaron a que hubiera sido mejor elegir el mercado estadounidense en lugar del español.

Ahora, Bain Capital Partner se lanza a esa colocación que, aunque aún no se ha determinado el número de acciones, afectará aproximadamente a un 30% del capital por el objetivo que se han marcado de captación de recursos., según consta en el folleto que ha registrado en la Securities and Exchange Commission (SEC), el regulador estadounidense de los mercados. Morgan Stanley, Credit Suisse e Itau BBA están entre los bancos colocadores y aseguradores de la emisión.

Entre los múltiples riesgos que se incluyen en ese folleto, destaca la excesiva dependencia de Atento de Telefónica, ya que representa el 48,5% de los ingresos, que en 2013 ascendieron a 2.341 millones de dólares (1.700 millones de euros), un 1% más que en 2012. Además, existe también una fuerte dependencia geográfica ya que el 66,3% de lo que se factura a Telefónica es a empresas de Brasil y España. En conjunto, los quince grupos de clientes más importantes (entre ellos Telefónica) representaron un 83,1% de los ingresos para el año terminado el 31 de diciembre de 2013.

El 51,7% de los los ingresos se derivan de los clientes de telecomunicaciones y el 35,2% de la banca, por lo que “nuestro negocio y el crecimiento futuro dependen en gran medida de la continua demanda de nuestros servicios de clientes en estas industrias”, avisa Atento.

La empresa registró unas pérdidas netas de 4 millones de dólares en 2013, aunque el beneficio bruto de explotación ascendió (Ebitda) creció un 13% hasta los 234 millones de dólares, mientras que la deuda neta se eleva a 637,7 millones de dólares. La plantilla, que representa más del 70% de los costes, asciende a 150.000 empleados en todo el mundo.