Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
COMUNICACIÓN

Cebrián afirma que PRISA está en una posición saneada para seguir siendo líder

El presidente del grupo valora que el sector ha tocado fondo

Señala que se puede contemplar el futuro con “moderado optimismo”

La Junta General de Accionistas aprueba las cuentas de 2013

Cebrián, durante su intervención ante la junta.
Cebrián, durante su intervención ante la junta.

El presidente ejecutivo de PRISA (editor de EL PAÍS), Juan Luis Cebrián, ha afirmado este lunes en la Junta General de Accionistas que el grupo se encuentra en una situación saneada que le permitirá seguir liderando el sector de la comunicación y la educación, tras el proceso emprendido de desinversiones y de refinanciación de la deuda.

“Tras las operaciones realizadas y con los proyectos en curso, que incluyen como todos saben importantes desinversiones y amortización acelerada de deuda, PRISA se encontrará en una saneada posición que garantice su continuidad y crecimiento”, indicó Cebrián.

El máximo ejecutivo de PRISA señaló ante la Junta General de Accionistas celebrada en Madrid, que, aunque aún no es visible un sólido crecimiento del mercado publicitario, es del “todo palpable que el sector ha tocado fondo” a partir de finales de 2013, y que se puede contemplar “con moderado optimismo el inmediato porvenir”.

Persecución eficaz de la piratería

El presidente ejecutivo de PRISA, Juan Luis Cebrián, pidió al Gobierno que adopte medidas eficaces de persecución contra la piratería digital de obras y creaciones, así como de las emisoras ilegales y de las emisiones y retransmisiones deportivas que “vulneran descaradamente” la legislación. En este sentido, calificó de “encomiable” la modificación de la ley de propiedad intelectual que ha comenzado a tramitarse en el Parlamento, y que espera que se demuestre efectiva.

No obstante, Cebrián señaló que en un entorno tan difícil para el futuro de la industria de los medios y cultural es preciso que “los gobernantes dejen de mirar para otro lado” y adopten las medidas pertinentes que defiendan los derechos de las empresas, los autores y los usuarios, en un escenario en que la irrupción de los grandes operadores de software y de telecomunicación está alterando además los tradicionales modelos de negocio de los grupos de comunicación.

“En medio de ese panorama el IVA cultural al 21% es una agresión a los derechos morales de nuestra sociedad y a su capacidad de desarrollo en el futuro inmediato. Y la repetida incapacidad de las autoridades para poner orden en el mundo de los derechos del fútbol permite cuestionarnos su voluntad política de hacer cumplir la ley en este terreno”, precisó.

Por eso, Cebrián se mostró convencido de que tras la política de reducción de costes, incluidas las “dolorosas reestructuraciones de personal”, aplicada en los dos últimos años, cuando la recuperación llegue de forma sostenida, se aumentarán los márgenes y el beneficio de las firmas españolas del grupo, que cada vez dependen menos de su mercado interno dada la creciente implantación latinoamericana, como prueba el hecho de que, excluido Canal+, el 60% de los ingresos y el 91% del resultado bruto de explotación (Ebitda) provienen de fuera de España.

El presidente ejecutivo avanzó que continuarán apostando por el crecimiento en el mercado latinoamericano, incluyendo a los más de 50 millones de hispanohablantes de Estados Unidos. “Se mire por donde se mire nuestro futuro está en América, aunque desde luego será tanto más brillante cuanto más se fortalezca nuestro mercado interno”, señaló.

Transformación digital

Junto al objetivo latinoamericano, el otro gran eje estratégico es la transformación digital, “que debe ser acelerada cuanto antes”, ya que está previsto que para 2014 los ingresos digitales del grupo, junto a los que proceden de los nuevos sistemas de enseñanza digital, supongan cerca del 8%.

Cebrián aclaró que proseguirán con la política de desinversiones para la reducción de deuda con operaciones como las recientemente cerradas de la venta del 3,69% de Mediaset España o la cesión de Ediciones Generales a Random House: “Continuaremos por lo demás, y a buen ritmo, con el proceso anunciado de desinversiones, sin que eso signifique que vayamos a incurrir en precipitación alguna, en defensa de la más alta valoración posible de los activos de los que vayamos a desprendernos y de las mejores condiciones para la recompra de deuda de la compañía”.

Situación financiera estable

En la misma línea, el consejero delegado, Fernando Abril-Martorell, enfatizó que la situación financiera del grupo se ha estabilizado tras la ralentización del deterioro de la economía, la fortaleza de los negocios de Latinoamérica (medidos en moneda local), el esfuerzo sostenido en gastos, las desinversiones de negocios en pérdidas, y el acuerdo de refinanciación logrado en diciembre pasado.

“Con este análisis no quiero decir ni mucho menos que todo esté resuelto, ni Canal+ tiene un escenario de negocio fácil, ni su proceso de venta está siendo sencillo, ni tampoco quiero decir que los impactos de tipo de cambio no sean reales, pero sí que, atendiendo a la evolución del perímetro core del Grupo, el que quedará tras la ejecución paulatina del acuerdo de refinanciación, se observa esa estabilización”, puntualizó Abril-Martorell.

El ejecutivo enumeró los ejes prioritarios de gestión que se plantea el grupo en sus distintas áreas. En prensa, avanzar en la transformación digital, desarrollar las marcas internacionalmente; en radio, mejorar el posicionamiento en música, avanzar en el desarrollo digital y fortalecer el negocio en Latinoamérica; en educación, desarrollar los sistemas de enseñanza digitales e implantar el nuevo modelo educativo en España; en televisión de pago, optimizar las ofertas comerciales de acuerdo con el contenido premium y la situación competitiva, acelerar la innovación en Yomvi, y seguir luchando contra la piratería; en la portuguesa Media Capital, mantener el liderazgo de audiencias, diversificar ingresos y la expansión internacional, y en las áreas corporativas, el control de los costes de estructura y la ejecución del plan de refinanciación.

Aprobación de las cuentas

La Junta General de Accionistas aprobó las cuentas correspondientes al ejercicio 2013, en las que el grupo registró unas pérdidas netas de 648,7 millones de euros, con unos ingresos de 2.725,7 millones, y un resultado bruto de explotación de 296,2 millones.

La asamblea también ratificó el nombramiento de Claudio Boada, Roberto Alcántara y John Paton como consejeros, tras la renuncia de Harry Sloan, Martin Franklin y Nicolás Berggruen. Asimismo, aprobó un plan de incentivos a largo plazo 2014-2016 para consejeros ejecutivos y directivos del grupo por un valor máximo de 23 millones de euros, pagaderos en acciones y en metálico, siempre que se cumplan una serie de objetivos.

Por otra parte, Rucando, la sociedad patrimonial de la familia Polanco, ha firmado un nuevo contrato de accionistas con la sociedad mexicana filial del grupo Herradura Occidente, Consorcio Transportista Occher, para sindicar su voto en PRISA, según informó en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Más información