Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Italia ultima la rebaja de impuestos para estimular el consumo de las familias

Renzi garantiza que los contribuyentes cobrarán hasta 80 euros más al mes

La medida va en al dirección opuesta al camino tomado por Francia para rebajar el déficit

Renzi, en un mitin en Turín el pasado fin de semana.
Renzi, en un mitin en Turín el pasado fin de semana. REUTERS

Italia está preparada para realizar los recortes en los impuestos de la renta prometidos por el primer ministro, Matteo Renzi, con vistas a impulsar la economía, atenazada por el estancamiento de la demanda interna. De hecho, se prevé que el Gobierno anuncie novedades en las próximas horas tras la reunión este viernes del consejo de ministros.

En la reunión, el gabinete de Renzi debe acordar los detalles de los 7.000 millones de euros de reducción de impuestos prevista. El primer ministro dijo el mes pasado que los recortes aumentarían la renta de los trabajadores con salarios bajos en unos 80 euros al mes, a partir de mayo.

Pero, cuando anunció la reducción fiscal en su primera conferencia de prensa tras asumir el cargo, no presentó la legislación necesaria para llevarlo a cabo. Este es el objetivo de la reunión de este viernes, aprobar el decreto "para la competitividad y la justicia social", que Renzi previsiblemente presentará en rueda de prensa.

Renzi, un político habilidoso que hace campaña para las elecciones europeas del próximo mes, probablemente se centre más en la reducción fiscal que en la reducción del gasto necesaria para financiarlo. El primer ministro de 39 años, exalcalde de Florencia, asumió el poder en febrero sustituyendo a un rival de su partido y ahora necesita apuntalar su credibilidad política y legitimarse en el Gobierno. "Vamos a dar 80 euros al mes a seis millones y medio de personas, mientras que unos 2,8 millones recibirán entre 60 y 80 euros", dijo Renzi en una entrevista online con La Stampa.

La rebaja de impuestos es algo que, en España, el presidente Mariano Rajoy lleva meses posponiendo. Frente al resto de la eurozona, también va en la dirección opuesta a las medidas que acaba de tomar otro dirigente que, como Renzi, es un recién llegado al poder: Manuel Valls. El primer ministro francés ha avanzado esta misma semana los recortes con los que El Elíseo prevé ahorrar 50.000 millones en tres años apurados por la necesidad de reducir el déficit tras incumplir objetivos en los últimso ejercicios.

Para Roma, sin embargo, la presión no es la misma ya que el país cumple con el límite del 3% del déficit que no respetan ni España ni Francia. Pero no solo eso. El Gobierno italiano aboga asimismo por retrasar el objetivo del equilibrio presupuestario con vistas a un 2014 en el que la economía seguirá frágil, según advirtió el ministro de Economía italiano, Pier Carlo Padoan.

Padoan explicó este jueves en el Parlamento que ha pedido a la Unión Europea aplazar a 2016 el objetivo del equilibrio presupuestario porque 2014 será aún un año "con una económica frágil y una situación difícil para el mercado de trabajo". Por ello, el ministro explicó que el equilibrio presupuestario se alcanzará en 2016 "y se mantendrá hasta 2018", "gracias a las medidas correctivas" que ha introducido el Gobierno de Matteo Renzi y que "asegurarán ya desde el año que viene" una reducción del déficit público.

Con este margen, el Gobierno espera financiar varios cargos adicionales, como pagar las deudas de la administración pública a las empresas. Para ello, tendrá que desembolsar 13.000 millones de euros. Según el programa económico del gobierno de Renzi, en 2015 Italia crecerá un 1,3%, en 2016 se prevé el 1,6% y 2017, un año antes del fin de legislatura, avanzará un 1,8%.

Más información