Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
JUNTA DE ACCIONISTAS

Goirigolzarri confía en que Bankia podrá pagar en 2015 su primer dividendo

El presidente dice que el 42% de los inversores en deuda subordinada recupera la inversión

arios afectados por las ventas de la preferentes de Bankia protestan ayer en la junta de la entidad en Valencia. Ampliar foto
arios afectados por las ventas de la preferentes de Bankia protestan ayer en la junta de la entidad en Valencia.

La tercera junta de accionistas de Bankia ha sido menos tumultuosa que las anteriores, aunque duró cuatro horas y media y 60 accionistas tomaron la palabra con quejas, insultos y reclamaciones en su mayoría. El presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri, no logró pasar página del escándalo que ha supuesto la quiebra del banco y su posterior reflotamiento con 22.424 millones de los contribuyentes. La indignación de los que acudieron a la salida a Bolsa de Bankia, que han perdido el 99% de su inversión, superó a la de los ahorradores en participaciones preferentes, que arrastran unas minusvalías del 20% si no han vendido las acciones.

Goirigolzarri introdujo un elemento positivo en el tenso ambiente del Palacio de Congresos de Valencia, donde se celebró la junta, con el anuncio de un dividendo. “Trabajaremos muy duro para que el año que viene podamos proponer a la junta que se pueda repartir dividendos”, con cargo a los resultados de 2014. El presidente añadió que “el reparto es muy importante porque es un elemento adicional para devolver las ayudas a los contribuyentes” ya que el 61% de Bankia pertenece al Estado.

“La devolución de las ayudas es fundamental para el consejo. Para conseguirlo tenemos que lograr una rentabilidad del 10% sobre fondos propios”, apuntó. Ahora Bankia tiene una rentabilidad del 5,6% y el objetivo de la cabecera del holding, el Banco Financiero y de Ahorros (BFA), es lograr 1.200 millones de beneficios en 2014. En 2013, BFA ganó 818 millones y Bankia 608 millones. Bruselas impide a la entidad repartir dividendos hasta cerrar 2014.

Al margen de las frías magnitudes financieras, la junta se pareció más a una asamblea del 15-M contra la banca, que a una reunión anual de una entidad. En las afueras del palacio no había más de unas docenas de ahorradores perjudicados, pero el impresionante despliegue de seguridad, más propio de una cumbre de jefes de Estado, incluía hasta cinco líneas de seguridad antes de acceder a la sala. Además, en el interior pululaban otros agentes para contener a los más exaltados.

Este ambiente asfixiante provocó la queja de los accionistas: “Hay más gente de seguridad que afectados. No sé lo que se habrán gastado en policías”, protestó una accionista en el turno de palabra.

¡No miento con estos datos. Escúchenme, por favor!”

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de la entidad

José Ignacio Goirigolzarri inició la junta a las 12 horas, ante algo menos de un millar de personas, parte de las cuales le insultaron desde el inicio mostrando su indignación por las pérdidas sufridas en las acciones y en las preferentes: “Mentiroso”, “ladrón”, “devuélvenos nuestro dinero” fueron los gritos más frecuentes. Pese a que más de la mitad de la sala principal estaba ocupada por accionistas afines al banco (empleados en su mayoría), la agresividad verbal del resto se hizo notar durante la hora que duró el discurso. La mayoría de los que protestaron llevaban camisetas de la asociación Adicae.

La vestimenta informal dominó entre el público, formado por personas de edad avanzada, accionistas forzosos del banco. Tras los gritos continuos, Goirigolzarri se cansó y dijo: “¡No miento con estos datos. Escúchenme, por favor!”. En ese momento hablaba de las bondades del arbitraje que ha permitido devolver todo el dinero al 76% de los clientes que se sometieron a este sistema. Un 42% de los clientes, los que compraron deuda subordinada, han recobrado lo suyo. Sin embargo, 101.000 clientes han sido rechazados del arbitraje o no han elegido esta vía.

Pero aquí nadie va a la cárcel y alguien habrá sido responsable de este engaño”

Afectada por las acciones preferentes de Bankia

A estos, Goirigolzarri les recomendó esperar a la subida de la acción antes que utilizar la vía judicial, “siempre costosa y con incertidumbre”. Los que invirtieron en preferentes deben esperar a que la acción esté en 1,90 euros para recuperar su dinero. En los tribunales es donde más casos está perdiendo Bankia.

Las intervenciones más duras fueron las de los que acudieron a la salida a Bolsa de Bankia, que han perdido el 99% de su inversión por la reducción y posterior ampliación de capital. “Compré 2.400 acciones y ahora me dicen que tengo 24. Yo pensaba que cuando uno tenía acciones nadie se las podía quitar, pero aquí el banco sí lo hace”, se quejó uno. “Si ustedes dicen que no son responsables, lo será Rato, Blesa y Olivas”, dijo otro en referencia a los presidentes de Bankia, Caja Madrid y Bancaja. “Pero aquí nadie va a la cárcel y alguien habrá sido responsable de este engaño”, se lamentó una señora. Otros, familiares de empleados, pidieron ser admitidos por arbitraje, ya que se les ha excluido por esta condición.

En el turno de respuestas, el presidente recordó las incertidumbres de Bankia en 2012. “Ahora tenemos beneficios”, añadió, e intentó aplacar las críticas asegurando han realizado 5.000 daciones en pago a familias con problemas y han mejorado las condiciones hipotecarias de 102.000 familias.

En Valencia hace dos días que acabaron las fallas, pero en la junta de accionistas de Bankia quedaba pólvora sin explotar y muchos indignados.

Más información