Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

México interviene Oceanografía, la empresa acusada de fraude

El procurador Murillo Karam anuncia que la administración estará a cargo de dependencias federales para asegurar los empleos

Aunque haga más de dos semanas que la Secretaría de la Función Pública (SFP) mexicana inhabilitó a la empresa Oceanografía para trabajar con cualquier entidad gubernamental durante 21 meses, el escándalo ha explotado este viernes, después de que Citigroup haya tenido que revisar su cifra de beneficios de 2013. Tras el anuncio del grupo de que sus ganancias netas fueron de 235 millones de dólares menos por el fraude de la empresa mexicana, el Procurador Jesús Murillo Karam ha ofrecido una conferencia de prensa en la que ha indicado que han tomado el control de las instalaciones de Oceanografía, con sede en Ciudad del Carmen, en el Estado de Campeche.

“El objetivo es preservar fuentes de empleo y activos de esa empresa y la posibilidad de restituir daños y mantener las operaciones”, ha dicho Murillo Karam. “La Procuraduría aseguró a la empresa Oceanografía y designó como administrador de la misma al Sistema de Administración y Enajenación de Bienes (SAE)”, informó.

“Estamos apenas abriendo la investigación”, ha indicado el procurador, que también ha asegurado que, de momento, no hay detenidos. “La SFP sancionó a la empresa Oceanografía por irregularidades en fianzas previstas para contrataciones públicas. Ante ello Banamex, acreedor de la empresa, pidió una revisión”, dijo Murillo Karam.

Oceanografía SA de CV es uno de los principales proveedores de Pemex en su división de Exploración y Producción. El pasado 11 de febrero, la empresa fue inhabilitada para trabajar con entidades gubernamentales después de varias investigaciones de la Secretaría de la Función Pública, que informó que la compañía realizó cobros que excedieron el precio pactado de los servicios prestados a Pemex.

Este viernes, Citigroup ha informado de que sus beneficios en 2013 fueron de 235 millones de dólares menos de lo previsto debido a un fraude que afecta a su filial en México puesto que el banco concedió un crédito de 585 millones de dólares a Oceanografía a través de Banamex. El banco mexicano ya ha informado a través de un comunicado a la Bolsa Mexicana de Valores de que registrará un impacto negativo estimado en 2.880 millones de pesos (217 millones de dólares, aproximadamente) en los resultados del cuarto trimestre de 2013, que se anunciarán el próximo lunes. "Este impacto representa aproximadamente el 2% del capital de Banamex", explica el texto. 

Desde la división mexicana de Citigroup - una de las más importantes en el negocio internacional del grupo - no han hecho declaraciones al respecto y remiten al pronunciamiento de Michael Corbat, consejero delegado del banco, que ha dicho que “queremos asegurarnos de que el castigo manda un claro mensaje sobre las consecuencias de este tipo de acciones”. Por su parte, la petrolera estatal ha emitido un comunicado en el que asegura que sus operaciones continúan desarrollándose con total normalidad y reitera la colaboración de la compañía a la investigación de la PGR. "Las presuntas actividades irregulares desplegadas por Oceanografía son un caso aislado, cuyas responsabilidades se deslindarán ante las instancias competentes. (...) Pemex reitera con ello su política de transparencia y de condena a cualquier acto de corrupción o actividad al margen de la ley", dice el texto. 

Más información