Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ACCIONA RESULTADOS

Acciona pierde 1.972 millones en los peores resultados de su historia

El grupo achaca sus primeros números rojos al impacto negativo de la reforma enérgetica

Las divisiones de energía e infraestructuras experimentan los peores resultados

El grupo venderá hasta el 49% de su negocio eólico internacional

Planta de energía solar fotovoltaica del grupo Acciona.
Planta de energía solar fotovoltaica del grupo Acciona.

La reforma energética sigue cobrándose nuevas víctimas. El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, arremetía hace tan solo una semana contra la política energética del Gobierno y anunciaba llevarse las inversiones fuera de España. Endesa le siguió la corriente tras anunciar que en 2013 ganó un 8% menos. Ahora es el turno del grupo Acciona, que este jueves presentó los peores resultados de su historia: cerró 2013 con pérdidas de 1.972 millones de euros —frente a los 189,4 millones que ganó en 2012— después de contabilizar unos resultados extraordinarios negativos de 2.203 millones. La razón principal de este mal rendimiento, según la compañía, es el deterioro de activos renovables en consecuencia de la reforma energética, aunque la empresa también se ha visto obligada a aumentar las partidas para cubrir pérdidas en todo el resto de áreas como construcción, inmobiliaria, infraestructura e, incluso, en la naviera Trasmediterránea.

A cierre de 2013, Acciona tenía instalados y en operación en España 4.743 megavatios (MW) de generación de energía eólica —potencia que se eleva a 5.974 MW si se suman instalaciones de otras tecnologías—, que representa más de la mitad de la cartera total de 8.480 MW de instalaciones de generación de energía limpia que la compañía tiene en todo el mundo.

La cifra de negocios de Acciona Energía se mantuvo casi estable en 2013, con un ligero repunte del 0,6%, y se situó en los 2.120 millones de euros. Los ingresos de generación crecieron un 5,1% por el aumento de la capacidad total instalada en el último año y el mayor factor de carga eólico e hidráulico nacional, que pudieron compensar "el severo impacto de los sucesivos cambios regulatorios en España", recoge el informe entregado este jueves a la CNMV. 

El pasado marzo Acciona había puesto en marcha un plan de ajuste para hacer frente al impacto de la reforma energética, que preveía una reducción de la inversión —que rebajó un 55,4% a lo largo de 2013, hasta los 381 millones de euros— que acabó por traducirse en una disminución de la deuda corporativa, que a cierre de 2013 se situó en 6.715 millones de euros, un 10,2% menos que en 2012.

Para compensar el impacto ocasionado en el sector de renovables en España, el plan incluye también la venta de hasta el 49% del negocio eólico internacional del grupo, integrado por alrededor de medio centenar de parques que suman 2.273 megavatios (MW) de potencia. El proceso para elegir el comprador —la compañía ya ha recibido alrededor de una decena de ofertas no vinculantes, todas ellas extranjeras—, ya está en marcha. El futuro socio entrará en una sociedad que aglutina cerca de medio centenar de instalaciones eólicas repartidas por quince países, que generan ingresos por alrededor de 500 millones de euros y un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 350 millones.

La división de energía, sin embargo, no fue la única que registró resultados negativos. El área de infraestructuras también redujo su cifra de negocio un 17,8%, hasta los 2.733 millones de euros, y la cartera de obra también se contrajo un 15,4%, hasta sumar 5.723 millones. El negocio de la construcción, sobre todo en España, arrastró a la baja la cifra de negocio de la compañía, que cayó un 5,8% durante 2013, hasta los 6.607 millones de euros. La compañía sufrió ajustes de 288 millones en el negocio de infraestructuras por problemas con obras en Brasil y Polonia, y de 100 millones en el inmobiliario, por la devaluación de activos, mientras otros 160 millones derivaron del deterioro de la flota de la naviera Trasmediterránea.

La caída de esta actividad en el mercado doméstico y los cambios en la regulación de las renovables se notan a su vez en el beneficio bruto de explotación (Ebitda) de Acciona, que disminuyó, un 14,1%, hasta situarse en 1.228 millones. En concreto, el Ebitda de la división de Energía, el área que más aporta a esta partida (un 79%) cayó un 13%, mientras que el de la rama de infraestructuras se desplomó un 49,6%.

Más información