Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los nuevos tripulantes de cabina de Iberia cobrarán como los de Vueling

La aerolínea y los sindicatos firman nuevas medidas de productividad

Los salarios se congelan hasta 2015 tras reducirse un 14% este año

Gallego (centro) con los representantes sindicales.
Gallego (centro) con los representantes sindicales.

Los tripulantes de cabina que se incorporen a partir de ahora a Iberia tendrán un salario de partida similar a los vigentes en la aerolínea de bajo coste Vueling: unos 20.000 euros brutos al año. Este es uno de los puntos de acuerdo laboral alcanzado este martes entre la dirección de Iberia y los sindicatos UGT, CC OO, SITCPLA y CTA Vuelo (representantes de un 70% de los tripulantes de cabina) y que tiene como objetivo reducir los costes para sacar a la empresa este mismo año de los cinco años de pérdidas que arrastra.

El pacto llega 12 días después de que la dirección de Iberia y los pilotos sellaran la paz, tras años de conflictos, para intentar salvar a la empresa. Tanto los pilotos como los tripulantes de cabina, que se rebajaron el sueldo un 14% en 2014, tendrán una congelación salarial hasta 2015 y, a partir de ese año, la remuneración se vinculará a la rentabilidad de la compañía aérea. Solo falta llegar a un acuerdo con el colectivo de tierra (servicios de asistencia o handling y mantenimiento), que son unos 8.000 empleados. Pese a que el presidente ejecutivo de Iberia, Luis Gallego, tenía planeado tener las cuestiones laborales resueltas antes del viernes próximo —ese día el grupo IAG, holding que integra a Iberia y British Airways, presenta los resultados anuales—, todo indica que las negociaciones con ese colectivo pueden retrasarse.

En una conferencia de prensa con los representantes sindicales, Gallego dijo que ha imperado “el sentido común” tras “largos meses de negociación”. “Este es un gran paso para la nueva Iberia que estamos buscando, más eficiente y competitiva; estos sacrificios ayudan a salvar Iberia y darle viabilidad por otros 86 años”, dijo.

El acuerdo para los tripulantes contempla la rebaja salarial de las nuevas contrataciones, hasta los 20.000 euros brutos anuales (ahora ronda los 22.000 euros), nivel similar al de Vueling, también de IAG, según fuentes sindicales. Estará vigente hasta diciembre 2017, supone un aumento de la productividad y fija una media máxima de 850 horas de vuelo anuales.

Más información