Linde admite que los préstamos no llegan al 70% de las empresas

El gobernador del Banco de España sostiene que la economía crecerá "alrededor del 1%" y que creará empleo gracias a la reforma laboral

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde.
El gobernador del Banco de España, Luis María Linde.ULY MARTÍN

El jefe de la supervisión financiera española puso este martes el dato en positivo, pero no deja de ser rotundo. Luis Linde, gobernador del Banco de España aseguró en un discurso pronunciado en unas jornadas organizadas por el Colegio de Ingenieros de Caminos que “incluso en años tan difíciles como han sido estos dos últimos, el porcentaje de empresas que no han experimentado un retroceso de sus préstamos bancarios ha sido significativo, en torno al 30%. Y lo que es aun más importante, las que no han visto caer su crédito son, precisamente, aquellas empresas que, en general, partían de una situación más sólida de endeudamiento y rentabilidad”.

De esta afirmación se deduce que el 70% de las empresas han vivido la temida escasez de crédito, que ha afectado incluso al circulante que resulta vital para evitar los cierres. No hay detalles sobre esta partida, pero los expertos consideran que es el aspecto más preocupante del corte del grifo crediticio por su capacidad para generar desempleo.

Según Linde, “conforme la recuperación se vaya consolidando cabe esperar que se acentúe esta recomposición positiva del crédito y que se normalice también su evolución a nivel agregado. Será entonces cuando el proceso de saneamiento, reca-pitalización y reestructuración del sistema bancario que se ha llevado a cabo en España estará en condiciones de dar todos sus frutos”, comentó.

En su opinión, “una vez superados los problemas de sobredimensionamiento y concentración de riesgos, nuestro sistema bancario estará en mejor posición para satisfacer la demanda solvente de crédito que aparecerá con la recuperación económica”. Es decir, que la salida del túnel está todavía lejos.

El gobernador espera que la demanda interna “siga ganando peso, aunque dentro de una trayectoria de recuperación muy gradual. La inversión en construcción participará de esta pauta de recuperación, si bien teniendo en cuenta su posición algo más negativa al inicio de este año, con retraso con respecto al resto de componentes de la demanda interna”.

Con estas premisas, Linde aseguró que el PIB crecerá “en el entorno del 1%” este año, lo que permitirá a la economía generar creación neta de empleo, aunque también admitió que hay “diversos” factores de riesgo que rodean a la recuperación. El gobernador confía en que España sea capaz de crear empleo neto este año gracias a la reforma laboral.

Los factores de riesgo que rodean a este escenario de recuperación son diversos, según Linde. Por una parte, las perspectivas de crecimiento para la zona del euro “continúan apuntando a incrementos moderados de la actividad en los próximos trimestres y sujetos a riesgos a la baja”.

El segundo riesgo es la “inevitable consolidación fiscal, que seguirá avanzando, lo que no permite la aplicación de políticas presupuestarias expansivas”. Es decir, la austeridad que ahora es tan criticadas por muchos. Y en el último riesgo, Linde volvió al punto de partida: “El necesario desapalancamiento” y la “recomposición positiva del crédito”. El círculo sigue sin romperse: sin crédito no hay (apenas) crecimiento del PIB.

Sobre la firma

Íñigo de Barrón

Es corresponsal financiero de EL PAÍS y lleva casi dos décadas cubriendo la evolución del sistema bancario y las crisis que lo han transformado. Es autor de El hundimiento de la banca y en su cuenta de Twitter afirma que "saber de economía hace más fuertes a los ciudadanos". Antes trabajó en Expansión, Actualidad Económica, Europa Press y Deia.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS