Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El FROB encarga análisis sobre 90 operaciones sospechosas en su banca

El organismo solicita revisiones independientes y externas para decidir si lleva ante el juez las decisiones de antiguos gestores y depurar responsabilidades en las entidades en las que participa

El presidente del FROB, Fernando Restoy
El presidente del FROB, Fernando Restoy EFE

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), el organismo dependiente del Ministerio de Economía encargado de la gestión de las entidades nacionalizadas, quiere depurar responsabilidades en los bancos y cajas en los que ahora participa. Ya se encuentra personado en diez causas penales, en las que se analizan e investigan presuntos delitos relacionados con operaciones de tráfico inmobiliario o con la retribución de exdirectivos de entidades con apoyo público. Sin embargo, considera que es necesario revisar con más profundidad si los gestores de las entidades donde participa se salieron de la norma cuando estaban a los mandos, por lo que ha decidido encargar 90 revisiones en profundidad sobre operaciones dudosas.

La Comisión rectora del FROB ha aprobado este viernes promover la realización de esos 90 análisis a fondo (los llamados forensic). Serán fiscalizaciones externas e independientes, realizadas por terceros. En un comunicado, el organismo ha justificado esta decisión recordando que, entre sus funciones, se encuentra la de velar por el resarcimiento del daño causado por operaciones ejecutadas por antiguos gestores de dichas entidades "de una forma no ajustada a las normas que resulten aplicables". En este sentido, el FROB debe ejercer directa o indirectamente las acciones judiciales o extrajudiciales encaminadas a ello.

El organismo justifica estas actuaciones para reforzar "aún más" su participación en la depuración de las responsabilidades y la asunción de las responsabilidades correspondientes por quienes participaron en su generación. El objetivo es minimizar el coste para el erario público.

El FROB recuerda en su comunicado que desde el pasado 9 de mayo de 2013, cuando se aprobó la puesta en marcha de un protocolo de actuación previo al ejercicio de acciones judiciales, el FROB ha revisado ya "múltiples operaciones" realizadas en los últimos años "que hayan tenido un impacto patrimonial significativo en la entidad y que presenten indicios de irregularidad o no respondan a una finalidad económica lógica". Dice que ha prestado especial atención a las operaciones de financiación y refinanciación para la adquisición de inmuebles y participaciones en sociedades, además de renegociaciones de préstamos con reducción de garantías, operaciones de cancelación de deudas, ventas de inmuebles adjudicados, pago de comisiones, operaciones de inversión, de venta de inmuebles adjudicados o aquellas que hayan dado lugar a importantes pérdidas para la entidad y a modificación de los contratos de directivos.

Por ejemplo, en el caso del Banco de Valencia, tras el resultado de un conjunto de análisis forensic llevados a cabo por especialistas contratados específicamente para ello, el FROB ejercitó hasta ocho acciones judiciales frente a ex directivos de la entidad y terceros presuntamente beneficiados por operaciones irregulares "con el objetivo de recuperar parte de los posibles perjuicios generados a la entidad y al contribuyente y depurar las posibles responsabilidades", según señaló el año pasado el presidente de la Comisión Rectora del FROB y subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy.