CAIXABANK RESULTADOS

CaixaBank gana 503 millones en 2013 gracias a los créditos fiscales

El impacto positivo de Banco de Valencia y las plusvalías por ventas de activos dan oxígeno al grupo El grupo baja el margen de explotación el 42% y afronta 4.329 millones por deterioro de activos El resultado antes de impuestos arroja unas pérdidas de 713 millones de euros

El presidente de CaixaBank, Isidre Fainé.
El presidente de CaixaBank, Isidre Fainé.Gianluca Battista

El intenso ejercicio de 2013 se cerró para Caixabank con un beneficio neto de 503 millones de euros, un 118,9% más. El consejero delegado del grupo, Joan Maria Nin, ha asegurado hoy que “el negocio bancario ha ido mejor que nunca”, pero la mejora del resultado se explica básicamente por las múltiples operaciones que ha efectuado la entidad catalana durante 2013. La adquisición del Banco de Valencia, que le ha permitido apuntarse un importe bruto positivo de 2.289 millones de euros, y las plusvalías por la ventas de los negocios aseguradores de no vida del mismo banco y de Banca Cívica (79 millones), de un paquete del mexicano Inbursa (67 millones) y del 51% del negocio de gestión inmobiliaria (255 millones de euros) ha permitido aflorar esos beneficios mientras mantenía un nivel de dotaciones de 7.501 millones de euros, similares al ejercicio pasado, y de los que 4.329 millones apuntó en pérdidas por deterioro de activos.

El margen de intereses, el propio del negocio bancario, creció un 2,1%, pero a partir de ahí el resto de márgenes cayeron y se situaron en posición negativa. El de explotación, que define el negocio recurrente del grupo, cayó un 41,8%, influenciado por la caída de los dividendos de Telefónica y un apunte contable negativo de 184 millones de euros basado por el preacuerdo alcanzado entre el Gobierno argentino y Repsol por YPF. Además, el grupo se ha tenido que apuntar unos gastos de explotación extraordinarios de 839 millones de euros por las integraciones de las plataformas informáticas de las cinco cajas absorbidas, del Banco de Valencia y el expediente de regulación de empleo que lanzó en verano para despedir a 2.600 personas.

Esa evolución negativa de la cuenta de resultados llegó hasta el resultado antes de impuestos, que cerró en 713 millones de euros en negativo. Solo los créditos fiscales, 1.208 millones, permitieron cerrar el ejercicio en números negros, y no es el primer ejercicio que eso sucede en CaixaBank. Pese a todo, tanto el presidente de la entidad, Isidro Fainé, como Nin, han aplaudido la marcha del ejercicio, sobre todo en lo que respecta a los últimos meses, en los que se ha notado una reducción significativa de los créditos dudosos. “El ejercicio ha ido de menos a más”, ha reconocido el consejero delegado, que ha calificado 2013 como “año de transición” y ha destacado que ha dado “las primeras señales positivas que hemos visto en seis años”. Se refería sobre todo a que “se han estabilizado la entrada de activos problemáticos”.

Pese a esa ralentización, la morosidad continuó creciendo y se situó en el 11,66%, mientras que el ratio de cobertura fue del 61%. La cobertura con garantía hipotecaria alcanzó el 140%. Han sido esos ratios los que ha utilizado Nin para argumentar que el nivel de saneamientos se haya mantenido como el año pasado, mientras que el resto del sector las ha empezado a reducir.

Fainé prevé una mejora de la economía el próximo año, algo superior al 1%, a pesar de mostrarse cauto. El presidente de la entidad catalana ha comentado que el "gran ajuste pendiente" en España sigue siendo el "déficit de las administraciones públicas", impresicindible para seguir reduciendo la prima de riesgo. En todo caso, ha subrayado que “hemos ganado credibilidad”.

Puja por Catalunya Caixa y permanencia de Fainé

El presidente de La Caixa y de CaixaBank, Isidre Fainé, ha anunciado que la entidad participará previsiblemente en la puja por CatalunyaCaixa, y que actualmente está a la espera de conocer los detalles de la privatización. “Siempre estamos presentes en todas las operaciones, y vamos a seguir el mismo camino que con NCG, pero primero hay que saber los datos", ha dicho antes de descartar acudir a la eventual venta del paquete de acciones de Bankia.

CaixaBank presentó oferta vinculante por NCG Banco, pero finalmente se la adjudicó el grupo venezolano Banesco. Su propuesta, ha explicado, estaba "bien trabajada, ambiciosa y cuidada", y ha destacado que, pese a no haberse adjudicado NCG Banco, ha registrado sus mejores ratios de crecimiento de 2013 en Galicia, y también lo prevé para 2014.

Preguntado por otra empresa gallega, Pescanova, ha aseverado que es excelente en marca, producto y referencia internacional, lo cual se debe cuidar y proteger, y que hay diferentes opciones para afrontar su problema de fondos propios y deuda. En este contexto, la posición del banco es buscar la mejor solución para dar continuidad a Pescanova.

Por otra parte, Fainé, ha garantizado que se mantendrá como presidente de La Caixa cuando se formalice su transformación en fundación "siempre que el consejo quiera". El secretario general de CaixaBank, Alejandro García-Bragado, ha explicado que la ley permite que un máximo del 25% de los cargos estén en los dos consejos y que no ocupen cargos ejecutivos, con un plazo máximo hasta junio de 2016, ante lo que ha concluido que Fainé tiene compatiblidad para mantener la doble presidencia.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50